Aragón lanza en Burdeos el turismo en torno a Goya, "una forma de entender vida y arte"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Aragón lanza en Burdeos el turismo en torno a Goya, "una forma de entender vida y arte"

Foto 3 De Visita A Burdeos
EUROPA PRESS/REMITIDO
Publicado 23/11/2016 14:24:41CET

Los turistas pueden conocer los últimos años del pintor de Fuendetodos recorriendo la ciudad gascona

BURDEOS (FRANCIA), 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Aragón ha lanzado en la ciudad francesa de Burdeos la oferta turística que gira en torno a la figura del pintor de Fuendetodos (Zaragoza), Francisco de Goya, quien se exilió en la ciudad gascona en 1824, donde murió en 1828. Esta es "una forma de entender la vida, el arte", ha resaltado este miércoles el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Ejecutivo aragonés, José Luis Soro.

A las puertas del Instituto Cervantes, en el edificio en cuya tercera planta murió Goya, el consejero aragonés ha expuesto en declaraciones a los medios de comunicación que el pintor real "es un icono cultural, artístico" que trasciende Aragón para ser patrimonio de la Humanidad.

"Tenemos todos los ingredientes" para convertir su figura en un atractivo turístico en la Comunidad autónoma, ha continuado Soro, en alusión a la importante "huella" que dejó el pintor en Aragón, donde nació, vivió varios años, se formó como artista y pintó. El Museo Goya Colección Ibercaja, radicado en Zaragoza, conserva numerosas obras del autor.

"Existe una enorme oportunidad y queríamos dar este primer paso", ha continuado Soro, quien ha recordado que esta tarde se celebrará un acto en la sede del Instituto Cervantes en el que participarán agencias y touroperadores franceses para conocer este nuevo producto, que se va a comercializar "inmediatamente" y que el Gobierno aragonés está promoviendo.

En el acto de esta tarde "nos acercaremos a su tiempo", ha explicado Soro, al detallar que se servirán platos del siglo XVIII, que degustaba Goya, como la perdiz en escabeche y el jamón de Teruel, y el músico zaragozano Jesús Ortiz interpretará al piano obras del compositor Fernando Sor, coetáneo de Goya. "Vamos a empaparnos de Goya", ha asegurado Soro.

El consejero ha comentado que en Aragón se puede palpar la huella de Francisco de Goya en el Museo Goya Colección Ibercaja, la Basílica del Pilar y La Cartuja de Aula Dei, pero la ruta continúa por el Museo de Huesca y las localidades de Remolinos, Alagón y Calatayud, así como la casa natal de Fuendetodos. Ha subrayado la función vertebradora del turismo.

Ha hecho notar que "Goya no es solo su legado pictórico, sus cuadros, sus grabados, es también una forma de entender la vida, el arte, que ha sido fundamental para el arte que tenemos hoy en día y para algunos planteamientos de la vida en general".

Soro ha estimado que a través de la figura de Goya "se pueden generar sinergias muy interesantes con el resto de sectores" turísticos, entre los que ha citado la naturaleza, la BTT, el enoturismo, el turismo de estrellas, la gastronomía, y también unir Aragón y Aquitania, ya que el pintor es su "nexo natural", apuntando que "en Burdeos se siente a Goya como propio". Esta presentación permite "cerrar ese círculo de la vida y la muerte entre los dos sitios del mundo con los que mayor vínculo vital tuvo Goya".

DESDE SIEMPRE

El director de la Obra Social de Ibercaja, Juan Carlos Sánchez, ha indicado que la entidad guarda relación con Goya "desde siempre", ya que el pintor fue miembro de la Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, vinculada históricamente a los inicios de Ibercaja.

Además, Goya pintó en el Patio de la Infanta, que actualmente conserva la entidad, que asimismo rehabilitó hace varias décadas la actual sede del Instituto Cervantes de Burdeos. El Museo Goya Colección Ibercaja recibe anualmente a 80.000 visitantes, el 15 por ciento de turistas franceses.

"Aparte del interés económico y turístico que tiene esta iniciativa, creemos que Goya trasciende mucho más" y esta es "una oportunidad de que Aragón tenga una mayor presencia a nivel nacional porque es un icono universal que derriba fronteras y propicia la unión de las personas y los pueblos".

CIUDAD DE ACOGIDA

El director del Instituto Cervantes en Burdeos, Juan Pedro Basterrechea, ha enmarcado esta visita del Gobierno de Aragón en la vocación de la institución de "fomentar la cultura española y estimular los intercambios entre las ciudades y los países que nos acogen".

Ha dicho que la casa donde murió Goya fue adquirida cuando se creó el Instituto, realizándose una gran reforma con el patrocinio de la Obra Social de Ibercaja y con la colaboración del Gobierno de Aragón.

Barterrechea ha comentado que "los bordeleses consideran a Goya como propio", lo que "está bien", ya que "lo compartimos", añadiendo que "Goya dejó una huella muy importante --en Burdeos--, como es la inmensa huella que ha dejado en toda la producción artística posterior, y eso se ve muy bien en una ciudad como esta".

"Goya está omnipresente" en la vida cultural de Burdeos, ha continuado el director del Instituto Cervantes, agregando que algunos dibujos del pintor de Fuendetodos son auténticos retratos de época, como uno sobre la guillotina de la plaza Nacional.

CIRCUITO

El profesor, escritor y periodista Jacques Rouhaud ha dirigido un recorrido con el consejero por algunos lugares emblemáticos de Burdeos, claves para conocer la figura de Francisco de Goya, como la iglesia de Notre Dame, donde se ofició el funeral a su muerte, la estatua de Tourny, a cuya inauguración asistió, la calle Fondaudege, donde su hija María del Rosario recibía clases de piano.

Ha explicado que Goya ya era conocido por la colonia española cuando llegó a Burdeos en 1824, exiliado para huir de la Inquisición y oficialmente para visitar médicos en París y tomar las aguas. Le aceptaron en Burdeos y apreciaron su "sed de libertad", conversando sobre lo que ocurría en España, ha dicho Rouhaud, subrayando que tenía una fuerza "inimaginable" a los 80 años.

Colaboró con un diario bordelés, donde publicó dibujos realistas sobre personajes de la ciudad y fue en esta ciudad donde inició la serie de grabados 'Los desastres de la guerra'. Su familia volvió a España décadas después de su muerte.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies