El Comité Federal del PSOE aprobará hoy dar más poder al militante y a la Ejecutiva de Sánchez

Publicado 17/02/2018 10:32:01CET

El cónclave se celebrará en Aranjuez con la asistencia del presidente de Aragón, Javier Lambán

MADRID/ZARAGOZA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre congresos, se reunirá este sábado en Aranjuez (Madrid) para aprobar el nuevo reglamento que desarrolla los estatutos de la formación y que dará más poder a la Ejecutiva de Pedro Sánchez y a la militancia.

Faltarán a la cita cuatro presidentes autonómicos socialistas, la andaluza Susana Díaz, el valenciano Ximo Puig, y la balear Francina Armengol, que tienen agenda institucional ese mismo día, así como el asturiano Javier Fernández, que ya no lidera la federación asturiana y, por lo tanto, no es miembro nato del Comité, aunque podría asistir si lo quisiera.

Ninguna de estas federaciones ha presentado objeciones al texto, pero tampoco entusiasma en los territorios gobernados por los socialistas, dado que refuerza la autoridad de la Ejecutiva Federal, cuyo criterio prevalecerá frente al de las direcciones regionales.

Sí estarán en cambio en Aranjuez los dirigentes de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y Aragón, Javier Lambán, así como el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y representantes del resto de territorios.

LAS BASES DECIDIRÁN LAS ALIANZAS DE GOBIERNO

Las normas, diseñadas por la dirección de Sánchez en contacto con los territorios, introducen como principal novedad la obligación de consultar a las bases, con carácter vinculante, los acuerdos poselectorales del PSOE para formar gobiernos con otros partidos o para investir a un candidato que no sea socialista.

De haber estado estos cambios en vigor antes, habría quedado en manos de los afiliados del PSOE la decisión sobre el sentido del voto del Grupo Parlamentario Socialista en la investidura de Mariano Rajoy en 2016, que salió adelante gracias a la abstención del PSOE. Pedro Sánchez dimitió antes y renunció a su escaño precisamente para no participar de esa votación.

La obligación de consultar a las bases los acuerdos poselectorales se aplicará tanto en el ámbito municipal, como en el autonómico y estatal. Así, un pacto como el del PSOE con Podemos en Castilla-La Mancha lo tendrían que aprobar los militantes, mientras que no sería necesario en el caso de Andalucía, donde Susana Díaz gobierna con el apoyo de Ciudadanos, que no entró sin embargo en la Junta.

La Ejecutiva Federal podrá convocar las consultas que considere conveniente, vinculantes o meramente consultivas, sobre otras cuestiones trascendentes, al tiempo que se arroga la capacidad de vetar las que propongan las federaciones.

LÍMITES A LO PROMETIDO EN EL 39 CONGRESO

El militante gana poder con este reglamento, sí, pero no al nivel de lo prometido en el 39 Congreso de junio pasado que eligió a la actual cúpula del partido, encabezada por Sánchez. Aunque los afiliados podrán votar propuestas de candidatos para la composición de las listas electorales, los órganos de dirección seguirán teniendo la capacidad de modificarlas, aunque deberán justificar esos cambios.

Tampoco se concreta en las nuevas normas el compromiso asumido en la cita de junio de abrir el partido a los simpatizantes, más allá de garantizar su participación en las primarias para elegir al candidato a la presidencia del Gobierno, como ya ocurría antes del 39 Congreso.

Los simpatizantes también podrán participar en primarias junto a los militantes para elegir a los candidatos a las presidencias autonómicas y a las alcaldías de más de 50.000 habitantes, pero sólo si lo pide la Ejecutiva autonómica, y Ferraz lo aprueba, o por decisión directa de la Ejecutiva Federal.

En la dirección del PSOE explican la dificultad y los problemas que generaría llevar a la práctica la literalidad de la resolución del 39 Congreso, que hablaba de que militantes y simpatizantes eligieran en primarias abiertas a todos los componentes de una lista electoral.

En municipios pequeños, la inscripción de falsos simpatizantes podría utilizarse para influir en el resultado en detrimento de uno u otro candidato, por poner un ejemplo.

Las primarias se instauran de manera general para elegir candidatos en aquellos sitios donde no gobiernan los socialistas, mientras que se ponen condiciones muy exigentes para forzarlas en el caso de que un presidente autonómico o alcalde socialista aspire a la reelección.

Eso sí, la Ejecutiva Federal se reserva la posibilidad de suspender las primarias autonómicas o municipales, incluso aun habiendo sido convocadas, cuando las circunstancias políticas o el interés general del partido así lo aconsejen.

PEDRO SÁNCHEZ SE BLINDA

El reglamento incorpora asimismo otro instrumento que permitirá a Sánchez blindarse frente al Comité Federal, a pesar de que la composición actual de este órgano le favorece, con una mayoría de afines a su liderazgo.

La nueva norma establece que sólo los militantes podrán hacer caer a un secretario general, puesto que son los afiliados los que lo eligen. Aunque una mayoría del Comité Federal podrá iniciar el proceso para revocar a un líder, éste no cesará hasta que los militantes así lo decidan en una consulta.

Además de la aprobación del reglamento, que incluye un código de conducta para cargos y afiliados del PSOE en las redes sociales, está previsto que el Comité Federal autorice a la Ejecutiva de Sánchez a acordar con los territorios calendarios singularizados, que se ajusten a sus intereses, para la celebración de las primarias de cara a las municipales y autonómicas de 2019.

La reunión comenzará a las 10.30 horas con una intervención del secretario general, Pedro Sánchez, en la Casa del Gobernador de Aranjuez.