Dimite el consejero de Sanidad de Aragón, Sebastián Celaya

Javier Lambán anuncia la dimisión de Sebastián Celaya como consejero de Sanidad
EUROPA PRESS
Publicado 17/07/2018 14:00:24CET

Lambán elige como sustituta a Pilar Ventura, número dos del Departamento, para "buscar la mayor continuidad posible"

ZARAGOZA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, ha presentado este martes su dimisión, que ha dado a conocer públicamente en un acto con los medios de comunicación en el que ha estado acompañado por el presidente de la Comunidad, Javier Lambán, celebrado en el Edifico Pignatelli de Zaragoza, sede del Ejecutivo.

Celaya ha defendido su decisión, ha esgrimido que "hay que saber retirarse a tiempo" y ha considerado que ha dejado "encauzados los objetivos programáticos con los que el PSOE se presentó a las elecciones".

El hasta ahora consejero de Sanidad presentó su dimisión el día en que cumplió 65 años, el pasado 26 de abril, si bien el presidente Lambán intentó que siguiera al frente del Departamento hasta el final de la legislatura "porque mi satisfacción por el trabajo realizado es altísima", pero sus esfuerzos resultaron "infructuosos".

No obstante, si pidió a Celaya que siguiera al frente de la Sanidad hasta que concluyera este curso político y dejara "resueltas las cuestiones más cruciales", como el inicio del proceso de licitación del nuevo Hospital de Teruel.

Lambán ha añadido que puesto que esto ha sucedido y "el curso político ha llegado a su fin", ahora anuncian esta dimisión, "dos días antes de que el Gobierno comparezca para hacer balance de la gestión del último año".

El presidente del Gobierno de Aragón ha considerado que es "una decisión libre y respetable", que Celaya le ha planteado por entender "que era el momento de abandonar la consejería y dar paso a otra persona".

GESTIÓN EXITOSA

Lambán ha asegurado que "ha sido un honor y un orgullo tener a Celaya como consejero de Sanidad" porque su gestión "ha sido espléndida en una etapa de dificultades y en la que el ejercicio de la política no ha sido fácil, y más en una consejería tan complicada y con la opinión pública tan pendiente de ella".

A su entender, el desempeño de Celaya ha sido "exitoso" y además de expresarle su gratitud, ha asegurado que en él tiene "un amigo para toda la vida", al tiempo que le ha deseado una vida "plena de felicidad".

Lambán ha anunciado también el nombramiento de Pilar Ventura, actual secretaria general técnica del Departamento de Sanidad, como nueva consejera, quien tomará posesión este miércoles.

Según ha dicho, se trata de "buscar la mayor continuidad posible" en la gestión y por eso ha elegido a quien ha sido la número dos de Celaya estos tres años "para enfocar este final de legislatura, que está perfectamente definido y con una hoja de ruta precisa", con "lo sustancial y fundamental de programa electoral ya cumplido".

"HE HECHO MI TRABAJO"

El consejero Celaya ha manifestado que "hay que saber retirarse a tiempo" y ha asegurado que se va "orgulloso" porque "he hecho mi trabajo". Respecto al hecho de que se vaya pocos meses antes de que concluya la legislatura, ha defendido que "tenía mi decisión tomada", para mostrarse convencido de que en los meses que quedan en el Departamento se cumplirán los objetivos.

Ha añadido que "ahora viene un trabajo de nuevos programas electorales", de "concretar las ofertas que vamos a hacer a los ciudadanos" de cara a las elecciones autonómicas de la primavera de 2019 "y para eso es bueno que se incorpore una persona nueva que pueda aportar su trabajo y su experiencia".

Sobre su decisión de abandonar el cargo al cumplir 65 años, ha reconocido que la edad tiene un papel "relativo" ya que él mismo consiguió que la Función Pública permitiera que los médicos amplíen la edad de jubilación más allá de los 65, límite que había "impuesto el PP".

Ha añadido que una vez cesado, se incorporará a su puesto de facultativo en el Hospital Clínico de Zaragoza, para entonces pedir la jubilación. "Me voy a mi casa", ha comentado.

Ha asegurado que su decisión no se debe a discrepancias con el Gobierno. "Todos no tenemos el mismo criterio, pero estoy encantado de cómo hemos funcionado" en el Ejecutivo, aunque "ha habido algunas decisiones que me han parecido mejor que otras, pero esa no es la razón".

Preguntado por si ha influido en su decisión su relación con Podemos, ha dicho que no porque ha sido "buena" y no ha tenido "ningún problema" con ese partido, al que "le falta experiencia", pero que "ha traído un aire fresco a la política" y que en sanidad, "a veces, son un poco ilusos pensando que las cosas se solucionan fácilmente, cuando hay unas normas y unos plazos que cumplir".

AGRADECIMIENTO

El hasta ahora consejero de Sanidad ha agradecido la confianza del presidente Lambán y el apoyo estos tres años en los que "me ha defendido siempre", aunque "ha habido momentos complicados". Tras esta decisión personal de abandonar su cargo, "le agradezco que haya comprendido mi situación y que me haya dado el relevo en la consejería", ha señalado Celaya.

También ha hecho balance de su gestión, que "sabía que no iba a ser fácil" ya que "la situación era muy complicada por los recortes de la crisis", pero que afrontó "con entusiasmo" y ahora valora con satisfacción por "las cosas que hemos podido realizar".

Según ha dicho, "en muchas ocasiones me hubiera gustado actuar más deprisa", pero "las tareas burocráticas son complicadas", además de que han sido años en los que "el cumplimiento del propio presupuesto se ha hecho difícil por el tiempo de su ejecución".

No obstante, "hemos encauzado de forma clara todos los objetivos de nuestro programa electoral" y Aragón ha sido la primera Comunidad que ha hecho una Oferta de Empleo Público extraordinaria, que va a contribuir en solucionar la falta de especialistas en algunos puestos de difícil cobertura. También que se ha logrado una "relación correcta con los sindicatos", ha relatado Celaya.

Además, ha mencionado las mejoras en materia de salud mental y ha subrayado la "apuesta por la atención primaria". También se ha referido a la renovación tecnológica, con "muchos aparato licitados que se irán incorporando en los próximos meses" y el acelerador del Hospital Clínico "ya terminado de montar". Se pondrá en marcha este año tras la fase de "pruebas", ha detallado.

En infraestructuras, "a todos nos hubiera gustado ir más rápido", pero las obras del nuevo el Hospital de Alcañiz ya "van a velocidad de crucero" y "no tienen marcha atrás" y "hemos conseguido licitar el nuevo Hospital de Teruel", ambos con dinero público, cuando el de Alcañiz iba a ser una concesión con el anterior Ejecutivo, ha recordado.

También ha resaltado la firma del convenio con el Hospital de la Defensa de Zaragoza, "que va a ampliar el número de camas en la ciudad". Por otro lado, ha mencionado el Plan de Salud de Aragón 2030.

En el debe, ha reconocido que le hubiera gustado "mejorar las listas de espera un poco más" y "reorganizar la situación de los hospitales de Zaragoza".

Sebastián Celaya ha querido agradecer el trabajo "muy duro" que ha desarrollado su equipo de colaboradores, así como la labor de todos los profesionales del Servicio Aragonés de Salud, "que han sabido mantener la calidad en épocas difíciles y que espero que poco a poco puedan recuperar las pérdidas económicas".

Ha aprovechado para hacer balance de su trayectoria profesional como "defensor acérrimo de lo público", en la que ha presidido sociedades científicas, ha publicado libros, ha sido gerente del Hospital Royo Villanova y del Hospital Clínico, para concluir siendo consejero de Sanidad, algo "placentero", aunque ha habido "noches de no dormir" y "problemas".

De su sustituta, cuyo relevo ha conocido al mismo tiempo que los medios de comunicación, ha dicho que será ella quien deba tomar las decisiones a partir de ahora. "No tengo nada que decir ya" y "cuando me voy de un sitio, me voy del todo", ha resaltado, tras ser preguntado cómo iba a quedar la estructura del Departamento.