Un informe de movilidad del Ayuntamiento desestima comprar autobuses eléctricos con el remanente

Nuevo modelo de autobús que comenzará a funcionar mañana en Zaragoza
AYTO. ZARAGOZA
Publicado 19/06/2018 18:43:02CET

ZARAGOZA, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero municipal de Cultura, Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha remitido este martes por la tarde a los grupos municipales un informe del departamento de Planificación y Diseño de la Movilidad Urbana que desestima destinar los tres millones de euros del remanente a la compra directa de autobuses eléctricos.

Rivarés ha vuelto a alertar de que "este expediente va a pleno el lunes 25 y los grupos deberán volver a votar el dictamen de la comisión que podría hacer perder al Ayuntamiento 2,4 millones de euros, tal y como ya advirtió Intervención".

El principal escollo que señala el informe es que la compra de autobuses se realiza con cargo a la contrata, actualmente prestada por AVANZA, mediante un contrato de gestión de servicios. "La incorporación de vehículos a la flota por parte del Ayuntamiento, una vez iniciado el contrato, no responde a lo recogido en los pliegos que rigen el mismo, y además generaría una variación e el plan de renovación de la flota", subraya el informe.

Dicho documento también señala que no es viable la tramitación administrativa de la incorporación de vehículos a la flota municipal, puesto que supondría "una modificación de contrato". En este sentido, el informe de Movilidad señala que también afectaría a conceptos como el mantenimiento de los autobuses, que actualmente tiene obligación de prestar AVANZA.

El informe también dice que "aunque el Ayuntamiento tomara la decisión de adquirir varios autobuses de tecnología eléctrica, es bastante probable que no pudieran incorporarse a la flota de vehículos que prestan servicio en la red de bus urbano hasta que se licitara un nuevo contrato y se incorporaran como parte de la flota de un nuevo adjudicatario".

PRUEBAS

Por último, insiste en que "actualmente se están realizando pruebas con distintos modelos de autobues eléctricos, en desarrollo de la prueba piloto indicada en los pliegos, y que como resultado de éstas se elaborarán los correspondientes informes que establecerán las conclusiones de dichas pruebas y permitirán tomar decisiones sobre la tipología más conveniente para incorporar a la flota, pero siempre manteniendo la obligación de la empresa concesionaria de compra y mantenimiento del material móvil".

Asimismo, el informe también destaca la complejidad de esta compra y su dilatación en el tiempo, que podría suponer que la entrega de los nuevos buses tuviera lugar en 2020.

"La medida de comprar autobuses con cargo al capítulo 6 del presupuesto municipal y su posterior utilización por parte de Avanza genera incertidumbres y dificultades de todo tipo; además el plazo previsible de su incorporación sería superior al procedimiento de la prueba piloto, que es el establecido en los pliegos que rigen el contrato", han insistido los servicios técnicos municipales.

"No obstante, ya se está trabajando con la actual prueba piloto en que se disponga en 2019 de un número de vehículos eléctricos en la flota de bus urbano similar al que se podría adquirir con una partida aproximada de 2 millones de euros", ha agregado el informe.