Lambán. El trasvase de "los independentistas" fracasará si Aragón se opone de forma "unánime"

 

Lambán. El trasvase de "los independentistas" fracasará si Aragón se opone de forma "unánime"

Javier Lambán
EUROPA PRESS
Actualizado 30/03/2017 14:59:48 CET

ZARAGOZA, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, se ha mostrado este jueves convencido de que "si la política y la sociedad aragonesa reaccionan como siempre, de manera unánime, a este enésimo intento de trasvase, promovido por los independentistas, será un nuevo fracaso", aunque ha advertido de que el riesgo es "más real que nunca".

Javier Lambán ha comparecido esta mañana ante el Pleno de las Cortes de Aragón a petición propia para solicitar el apoyo de la cámara al proyecto de detracción de aguas del río Segre, en la cuenca del Ebro, a las cuencas internas de Cataluña, promovido por la Generalitat y reconocido en el Plan de Gestión de las Cuencas de Cataluña, que ha aprobado recientemente el Consejo Nacional del Agua con la oposición de Aragón y el voto favorable del Gobierno de España.

El presidente ha rechazado "esta nueva amenaza trasvasista que se cierne sobre nosotros", apelando al mandato del Estatuto de Autonomía para que los poderes públicos aragoneses impidan las transferencias de agua desde las cuencas que atraviesan la Comunidad. Ha dejado claro que "el trasvase no será nunca una realidad" y ha recalcado que desde la etapa de Marcelino Iglesias el PSOE se ha opuesto siempre a los trasvases y ha exigido el cumplimiento del Pacto del Agua.

Ha expuesto que no tiene "ninguna duda" de las pretensiones de la Generalitat de Cataluña, criticando esta "estrategia fraudulenta" que han planteado "mediante falsas justificaciones" para "ir ejecutando las infraestructuras precisas e ir materializando el trasvase paso a paso sin grandes estridencias". Se ha remitido al Libro Blanco de la desconexión política de la región vecina para relacionar este proyecto trasvasista con el proceso independentista, en el sentido de que "quieren asegurar los recursos que necesitan a través de trasvases encubiertos" y el Plan de las cuencas internas "es una pieza clave".

"Nadie se puede creer" que Cataluña haya hecho inversiones cuantiosas "para cuatro municipios que no tienen ningún problema de suministro", ha manifestado en alusión a la justificación administrativa de la propuesta de conexión de Segre con cuatro localidades del entorno de la ciudad de Barcelona, "una simple excusa".

El jefe del Ejecutivo aragonés ha recordado que el Consejo de Gobierno ha acordado esta semana crear un equipo multidisciplinar para defender el principio estatutario de unidad de cuenca y habilitar a la Dirección General de Servicios Jurídicos para que emprenda las acciones pertinentes. Una de las medidas será solicitar al Ejecutivo central que declare la caducidad del Decreto de 2010 porque "no es creíble" que después de siete años siga vigente la emergencia hídrica.

Ha abundado al señalar que no confía en que "en este momento" Aragón pueda "torcer el designio" de las autoridades catalanas en esta materia, por lo que la confianza se debe depositar en el Gobierno central, para que "no deje ni un solo resquicio legal". De esta forma, "Rajoy cuenta con mi apoyo para abrir cauces de diálogo con Cataluña".

AMBIGÜEDAD

Javier Lambán ha lamentado la "ambigüedad" del Gobierno de España, que es "motivo de inquietud", confiando en que "se aclaren" las decisiones recientes del Gobierno de España, ya que a día de hoy considera vigente el Decreto de 2010 por el que se autorizó, hace siete años, una transferencia de aguas por falta de reservas para abastecimiento a la población. "Me preocupa la tibieza del PP", ha reconocido Lambán, quien ha dudado de su "voluntad real", aunque ha concedido "el beneficio de la duda".

"No es fácil" hacer un ejercicio de "credulidad" cuando el Gobierno de España votó a favor del Plan hidráulico catalán en el Consejo Nacional del Agua, ha dicho el presidente, subrayando que este plan "coincide con la hoja de ruta secesionista" de Cataluña, de ahí la atribución de "complicidad". Ha añadido que el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, y la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) han causado "mucha alarma" en este asunto porque reconocen la vigencia de la Orden de 2010.

Por otra parte, ha ironizado al decir que, tras la inversión de 4.200 millones de euros en Cataluña anunciada esta semana por el presidente del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado "nos va a deparar una maravillosa sorpresa a los aragoneses con unas dotaciones absolutamente millonarias".

NO ROTUNDO

El presidente del PP Aragón, Luis María Beamonte, ha intervenido por primera vez en calidad de presidente del Grupo Parlamentario para dejar claro que el PP regional "rechaza con rotundidad este o cualquier trasvase que se pudiera producir", espetando que "otros no sé si pueden decir lo mismo", en alusión al proyecto de trasvase del Ebro a Barcelona en 2008.

"Yo no he dicho de Cataluña una cosa y la contraria, usted sí; no he alabado a Arrojo y luego lo he tirado por la ventana", ha respondido a Lambán, afirmando que la obligación de un presidente "es mucho más que aferrarse a un sillón: es decir la verdad".

El portavoz del PSOE, Javier Sada ha dicho que cumplir el Estatuto obliga a defender el agua del Ebro y ha reivindicado la unidad de cuenca para dar riqueza en el territorio, alertando de que hay demasiadas "luces encendidas".

El presidente del Grupo de Podemos, Pablo Echenique, ha dicho que apoyar las leyes y los planes actuales equivale a "defender que se privatice un bien común, que el Estatuto sea papel mojado y que se puedan hacer trasvases por la puerta de atrás". Ha asegurado que "el andamiaje legal que ha construido el PP es trasvasista".

El presidente del PAR, Arturo Aliaga ha afirmado que "en Aragón no sobra agua, faltan inversiones" y ha alertado de que en otras regiones "siempre ha habido voluntad trasvasista", apostando por mantener la unidad política y actuar con "contundencia" en el plano administrativo.

La portavoz de Cs, Susana Gaspar ha planteado que después de dos décadas "enfrentándonos" no se ha conseguido "nada" y "seguimos en la casilla de salida", por lo que ha propuesto elaborar un nuevo Plan Hidrológico Nacional "desde el diálogo y el consenso". Cs está en contra del plan de cuencas internas.

La diputada de CHA, Carmen Martínez, ha avisado de que este trasvase se plantea de una forma "sibilina, encubierta" y de que si se lleva a cabo permitirá transportar mucha más agua que la solicitada. El único hecho tangible, ha apuntado, es el voto favorable del PP en el Consejo Nacional del Agua.

La parlamentaria de IU, Patricia Luquin, ha indicado que el "fantasma del trasvase" es "una realidad", rechazándolo "radicalmente" por vulnerar el principio de unidad de cuenca, entre otros motivos. "Es importante aunar voluntades, esfuerzos", ha opinado, manifestando su preocupación por "la tibieza" de la Confederación Hidrográfica del Ebro y el Ministerio.


La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies