El PAR dice, tras el debate de las enmiendas al Presupuesto, que "sigue dejando fuera a parte de la sociedad"

Elena Allué (PAR)
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2017 13:52:58 CET

ZARAGOZA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La diputada del Partido Aragonés (PAR) en las Cortes de Aragón, Elena Allué, ha sostenido que tras el periodo de presentación y debate de enmiendas por parte de los grupos parlamentarios al proyecto de ley de Presupuestos de la Comunidad para 2017, el texto sigue siendo "sectario" y solo "va a llegar a una parte de la población, dejando fuera a otra".

En rueda de prensa, Allué ha considerado que "este año se ha aplicado el rodillo de manera más clara que el año anterior" y "la práctica totalidad de las enmiendas de los grupos de la oposición no han sido aprobadas". Ha aclarado al respecto que no incluye entre ellos a Podemos porque en este debate "ha apoyado claramente al Gobierno" y "venían con todo pactado", práctica "diferente" a lo que hasta ahora había hecho, pero "respetable".

La diputada del PAR ha enfatizado que "no nos gusta este Presupuesto" y por eso su grupo se ha "esforzado" en presentar 482 enmiendas con el objetivo de "revertir la tendencia" de "no prestar suficiente atención al medio rural, a las políticas de creación de empleo e impulso a la actividad económica".

Sin embargo, "la mayor parte de ellas no hayan sido bien recibidas por los grupos que apoyan al Gobierno", lo que hace que este Presupuesto "no tenga en cuenta a los aragoneses que no han votado" a los grupos de izquierdas. Además, "las pocas enmiendas que se han aprobado tampoco se van a poder ejecutar porque el Presupuesto tiene poco recorrido" por su retraso en la presentación, ha esgrimido Allué.

La diputada autonómica ha detallado que les han aceptado 18 de sus enmiendas, nueve a la parte económica por valor de cerca de 300.000 euros, cuando proponían modificar 107 millones de euros, y nueve a la parte del articulado.

Respecto a las primeras, ha dicho que lo que han conseguido modificar "no llegan 0,5 por ciento" de los 107 millones euros y se refiere a mejoras en eficiencia energética de edificios públicos, planes de conciliación de empleados de la Administración, incentivos a los editores en lengua aragonesa y crear la Academia de Lengua Aragonesa.

Allué ha destacado entre las enmiendas que han conseguido introducir al articulado la relativa la subida del Ingreso Aragonés de Inserción (IAI), transaccionada con una de Podemos, que ha supuesto que la cuantía mínima de esta ayuda vaya a subir el tres por ciento y la máxima el ocho.

CONTROL

La diputada del PAR ha explicado que también se han aprobado sus enmiendas sobre el control de las Cortes al Gobierno, que se concretan en informar sobre los ajustes del estado de gastos e ingresos, así como sobre las modificaciones presupuestarias que no pasan por la Comisión de Hacienda de las Cortes --aquellas de menos de 500.000 euros-- cada quince días, igual que sobre la ejecución de las partidas cofinanciadas con fondos europeos.

Al respecto, Allué ha esgrimido que puesto que "una buena parte del Presupuesto de 2017 no se va a poder ejecutar" porque no va a dar tiempo, "nos preocupa el dinero que se va a perder y queremos tener toda la información".

Igualmente, el Ejecutivo deberá dar cuenta de las contrataciones excepcionales que hagan las empresas públicas y sobre el grado de ejecución del plan de política demográfica. Por su parte, la Interventora General deberá emitir un informe a los 15 días de la publicación del Presupuesto en el Boletín Oficial de Aragón, señalando "los desajustes que existen", documento "que deberá ser facilitado a todos los miembros de la Comisión de Hacienda".

Elena Allué ha comentado que Podemos quería pactar "con los grupos de la oposición" un modelo de control al Gobierno que suponía "quitar todas las competencias al consejero de Hacienda", Fernando Gimeno, tras no conseguir hacerlo dimitir y "manejar todo ellos", algo que han rechazado porque "cuando estás de acuerdo con todo lo que se está aprobando" en el Presupuesto, no puedes después querer estar en la oposición ejerciendo el control sobre eso mismo, ha argumentado.

POLÍTICA DE ESCAPARATE

La parlamentaria del Partido Aragonés ha indicado que muchas de las enmiendas de su grupo que no han sido aceptadas son proposiciones no de ley "que se han aprobado por unanimidad en estas Cortes" y por eso ha criticado la "política de escaparate de los grupos que apoyan al Gobierno" que "votan a favor, pero luego en contra, cuando se ha querido que tuvieran un partida presupuestaria".

En este sentido, ha opinado que, "a veces, el trabajo de las Cortes deja mucho que desear" y ha lamentado que un Parlamento presidido por Podemos "no esté haciendo nada para que lo que se apoya por unanimidad se plasme en el Presupuesto".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies