El PAR pide declarar zona catastrófica a los municipios aragoneses afectados por las tormentas

Jesús Guerrero y Elena Allué, diputados del PAR en las Cortes de Aragón
EUROPA PRESS
Actualizado 16/07/2018 12:57:15 CET

ZARAGOZA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El grupo del Partido Aragonés (PAR) en las Cortes autonómicas ha registrado una proposición no de ley en la que reclama que con la "máxima urgencia posible" se declare como zona catastrófica los municipios de la Comunidad afectados gravemente por las tormentas de mayo, junio y julio, "que han descargado gran cantidad de agua, piedra y fuerte viento, causando importantes daños".

Así lo ha explicado en rueda de prensa la diputada del PAR, Elena Allué, que ha comparecido acompañada del diputado por Huesca, Jesús Guerrero. Allué ha precisado que los daños se han producido especialmente en la provincia de Zaragoza, pero también en las Comarcas de Monegros y Bajo Cinca, en Huesca, y en el Maestrazgo, en Teruel.

La parlamentaria ha comentado que no posee una cuantificación de las afecciones, aunque la organización agraria Asaja ha informado de que en la Comarca Campo de Daroca, que ha resultado afectada en su totalidad, ha habido 3.000 hectáreas de cereal dañadas al cien por cien, lo que suponen pérdidas superiores a los 12 millones de euros.

También ha mencionado los daños en Bárboles, en la Ribera Alta del Ebro, donde hay agricultores que no pueden acceder a sus campos o la situación en que se encuentra el municipio de Los Pintanos, en la Comarca de las Cinco Villas, en la provincia de Zaragoza, que tiene varios caminos intransitables desde finales de mayo, cuando "se dijo que habría coordinación entre Diputación provincial y Gobierno de Aragón" para actuar, pero todavía no se ha intervenido.

Allué ha señalado que "el granizo se ha cebado especialmente en el sector agrícola", si bien también ha habido daños en viviendas y vehículos" y han afectado a otras actividades de carácter mercantil, industrial, comercial o de servicios, así como en infraestructuras municipales.

En este punto, ha manifestado que en algunos de municipios "no solo el pedrisco, sino la fuerza del viento y del agua" han causado daños y han producido "el desbordamiento de ríos que han dejado árboles caídos, daños en tejados, en coches o instalaciones municipales".

DECLARACIÓN

La diputada del PAR ha estimado que ante esta situación se ha de declarar estas zonas como gravemente afectadas por una emergencia civil, que es la denominación que la legislación actual da a la declaración de zona catastrófica.

Como tal, se entiende la situación de riesgo colectivo sobrevenida por un evento que pone en peligro inminente a personas o bienes y exige una gestión rápida por parte de los poderes públicos para atenderlas, mitigar los daños y tratar de evitar que se convierta en una catástrofe.

Allúe ha esgrimido que "la magnitud de la emergencia" y la necesidad "del pleno restablecimiento de los servicios públicos esenciales, así como la recuperación de la normalidad en las zonas afectadas justifican que el Estado intervenga".

La diputada del PAR ha indicado que en la declaración como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil se ha de incluir la delimitación del área afectada, las medidas aplicables y la forma de financiación de las ayudas.

Asimismo, la ley que la regula contempla la posibilidad de aplicar ayudas económicas a particulares por daños en vivienda habitual y enseres de primera necesidad; compensación a corporaciones locales por gastos derivados de actuaciones inaplazables, y ayudas a personas físicas o jurídicas que hayan llevado a cabo la prestación personal o de bienes.

Además, se pueden destinar ayudas a establecimientos industriales, mercantiles y de servicios; subvenciones por daños en infraestructuras municipales, red viaria provincial e insular; ayudas por daños en producciones agrícolas, ganaderas, forestales y de acuicultura marina, y la apertura de líneas de préstamo preferenciales subvencionadas por el Instituto de Crédito Oficial.

SERÁ SENSIBLE

Allué ha precisado que con su iniciativa solicitan al Gobierno de Aragón que se dirija al de España para que formule esta declaración y que "con la máxima urgencia" actúe. A su entender, el Ejecutivo autonómico "será sensible" y por eso ha confiado en que esta iniciativa se apruebe en las Cortes autonómicas "y se resuelva con prontitud" la situación.

La parlamentaria ha detallado, asimismo, que, a través de la Delegación del Gobierno de España en Aragón, "nos hemos puesto en contacto con la Administración General del Estado para mostrar nuestra preocupación y pedir que se tramite con prontitud" esta declaración.

Igualmente, el PAR ha apostado por que la Delegación del Gobierno "coordine las solicitudes de todos los ayuntamientos que están pidiendo esa declaración de zona catastrófica" y, una vez se conceda, gestione todas las ayudas a municipios y también a particulares.