Rivarés justifica el descenso de recaudación de los teatros por el menor aforo del Principal

Platea del Teatro Principal con nuevas butacas rojas
DANI MARCOS - Archivo
Publicado 16/03/2018 17:56:34CET

ZARAGOZA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero municipal de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha explicado que la recaudación en los teatros municipales ha descendido a consecuencia, fundamentalmente, de la reducción del aforo del Teatro Principal y por tanto de entradas a la venta y reducciones de precios.

Rivarés ha relatado que en septiembre de 2016 se decide cerrar el anfiteatro del Principal por motivos de seguridad, pasando de un aforo de 974 butacas a 767.

Además en verano de 2017 se sustituyen las antiguas butacas del Principal para adecuar el espacio a la normativa de accesibilidad, lo que conlleva otra reducción del aforo hasta las 725 butacas.

Desde 2016 se ha producido además una reducción en el precio de parte de las localidades para compensar, precisamente, el cierre del anfiteatro, que era la zona del teatro con localidades más económicas.

Por otro lado, el porcentaje de ocupación de los teatros municipales "ha aumentado significativamente en estos últimos años", ha destacado.

Al respecto, ha expuesto que en el Teatro Principal, en la temporada 2015-16, la ocupación fue 60%, del 64% en la del 2016-17 y en la actual --hasta marzo-- es del 66%.

En el Teatro del Mercado, las cifras revelan que en 2015-16 ha ocupación registrada ha sido del 35% para pasar al 61 por ciento en la temporada siguiente y en la actual --hasta marzo-- se ha llegado al 57%.

En cuanto a la Filmoteca, se ha pasado del 29 al 30 por ciento y en la actual temporada se ha alcanzado un 46 por ciento, ha detallado el Ayuntamiento en una nota de prensa.

Sobre la cifra de ingresos previstos a la que ha hecho referencia la concejal del grupo municipal del PP, María Navarro, que ha calculado un déficit de unos 800.000 euros sobre las previsiones iniciales entre las dos temporadas en ambos teatros, Rivarés ha precisado que es una previsión contable que se fija en los presupuestos al alza. "De hecho esa cantidad es la misma desde hace varios años, sin variaciones", ha zanjado.