Los vecinos de diez viviendas afectados por el derrumbe del cerro de Alcañiz pueden volver a sus casas

El derrumbe obligó a desalojar a 33 personas
AYUNTAMIENTO
Actualizado 23/04/2017 11:22:54 CET

ALCAÑIZ (TERUEL), 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos de diez viviendas ubicadas en las calles barrio Mazador y Muro de Santiago del municipio de Alcañiz pueden volver ya a sus domicilios de forma permanente, después de que fueran desalojados en la madrugada del pasado martes debido a los deslizamientos que se produjeron en el cerro Pui Pinos y que ocasionaron el derrumbe de tres viviendas.

Se trata de los primeros afectados a los que se les ha podido garantizar la seguridad debido a los trabajos que se están llevando a cabo en el talud. En su caso, fueron desalojados por precaución al encontrarse en una zona de riesgo pero la estructura de sus viviendas no resultó dañada por el derrumbe.

El alcalde de Alcañiz, Juan Carlos Gracia Suso, ha explicado que "en los últimos días los trabajos han ido un poco más rápido de lo previsto y se ha podido meter más maquinaria porque la seguridad de la obra lo permitía. La cuña más grande y que tenían un mayor riesgo ha podido ser eliminada y, por lo tanto, se ha podido proceder al realojo de las viviendas del barrio Mazador".

Ha añadido que "cuando se retire la otra cuña, de menor riesgo, previsiblemente en uno o dos días, se podrán realojar el resto de vecinos cuyas viviendas no han resultado afectadas". Por el momento, estas personas se encuentran en un hotel o en casas de familiares.

El Consistorio alcañizano está buscando pisos de alquiler con todas las prestaciones para las personas que no podrán acceder a sus domicilios en un corto espacio de tiempo.

Todos los realojados deben abstenerse de circular por el talud y paseos traseros, quedando bajo su responsabilidad cualquier acción no autorizada, según han indicado desde el Ayuntamiento. Además, también tienen que respetar el nuevo perímetro de seguridad.

SIGUEN LAS TAREAS

Las tareas de descabezado del talud están transcurriendo con normalidad. Se han eliminado unos 3.500 metros cúbicos de rellenos antrópicos existentes y susceptibles de caer hasta la base de la ladera.

Los rellenos artificiales cubrían lo que parece ser una antigua cantera que en estos momentos está quedando al descubierto, han señalado desde el Ayuntamiento de Alcañiz. Se acaba de retirar el grueso de las tierras que conformaban la cuña norte del deslizamiento evitando su desmoronamiento hacia la base de la ladera. No obstante, esto no va a evitar el desprendimiento de los finos y pequeñas piedras que quedan residuales en los distintos niveles de la plataforma de trabajo.

Ahora se continuará con los trabajos de eliminación de la cuña sur resultante del deslizamiento.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies