La flota cántabra no descarta seguir al País Vasco y pedir al Ministerio la parada biológica para algunas especi

Puerto de Suances
PUERTOS DE CANTABRIA
Publicado 20/02/2018 19:06:18CET

El consejero de Pesca cree que "lo ideal" es que todas las CCAA del Cantábrico Noroeste estén en igualdad

SANTANDER, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El sector pesquero de Cantabria no descarta, y está estudiando, solicitar la parada biológica para algunas de las especies que "más incidencia" tienen sobre su actividad para recuperar el caladero en la línea de lo que ha hecho la flota del País Vasco.

"Las posibilidades están abiertas", ha reconocido este martes el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, al ser cuestionado por los medios de comunicación sobre esta hipótesis.

El consejero ha explicado que desde el Gobierno de Cantabria, concretamente desde la Dirección General de Pesca, se está "en principio" intentando junto al sector "ponerse de acuerdo" y llegar a un acuerdo "interno" sobre las características de esta posible solicitud y las especies a las que afecta para, después, trasladarla al Ministerio "que es, en última instancia, quien tiene que dar el OK al asunto".

A FAVOR DE LA IGUALDAD DE CONDICIONES EN TODO EL CANTÁBRICO-NOROESTE

En declaraciones realizadas en la Escuela Náutico-Pesquera tras participar este martes en la presentación de la 'Guía de la vigilancia de la salud en el sector pesquero', Oria ha opinado que "lo ideal" sería que todo el Cantábrico Noroeste --Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco-- estén en las mismas condiciones para que no se produzcan "agravios comparativos".

"Evidentemente, cuando el sector pesquero de Cantabria ve que un sector vecino de pesca, como es el vasco, ha podido acceder a ese tipo de estado pues los pescadores cántabros quieren igualarse en ese sentido", ha señalado Oria, que ha insistido en que su Consejería y la flota regional están trabajando "para intentar lograr lo mismo que ha conseguido el País Vasco" y no estar "en inferioridad" de condiciones sino en unas que sean "exactamente igual".

Sin embargo, Oria ha insistido en que "todo depende" de que se logre ese "acuerdo interno" en Cantabria, para, si finalmente se alcanza, trasladar la solicitud de parada biológica al Ministerio y "ver a lo que accede".

En declaraciones realizadas en el mismo acto, la directora general de Pesca, Marta López, ha explicado que en estos momentos, en las negociaciones con el sector, se están planteando tres paradas biológicas "diferentes": Una para el conjunto de los barcos de artes fijas; una para los de artes menores --algo "parecido" a lo que ha solicitado el País Vasco--, o la posibilidad de plantear la parada del Plan de Gestión de la merluza y la cigala del Cantábrico Noroeste.

"Son planes que se tienen que trabajar en el grupo de trabajo del Cantábrico Noroeste y es lo que se estamos actualmente haciendo: evaluando cada unas de comunidades autónomas las situaciones que tenemos, fruto de negociaciones que ha habido en una última reunión a nivel de Cantábrico Noroeste, y llevaremos las conclusiones ante el Ministerio y habrá que ponerse de acuerdo en el caso de especies que afecten a todo el Cantábrico", ha explicado.

López ha señalado que este acuerdo no es necesario en el caso de las paradas en aguas interiores --donde suelen faenar los barcos de artes menores, normalmente de pequeño tamaño-- pues eso es algo que compete exclusivamente a cada comunidad.

La directora general de Pesca ha advertido de que se está trabajando "a largo plazo". "El sector tiene que decidir si le interesa o no solicitarlo y luego nos tenemos que pelear con el Ministerio y con el resto de comunidades, con lo cual es una cosa que nos va a llevar trabajo", ha reconocido.

LAS COMPENSACIONES ECONÓMICAS, EN MANOS DEL MINISTERIO

Ha aclarado que aunque la decisión sobre solicitar o no la parada es algo que debe decidir el sector, lo relativo a si se conceden compensaciones económicas "es una decisión finalmente del Gobierno central" que es quien gestiona este tipo de ayudas.

"Al final todo depende del dinero que tenga el Ministerio", ha explicado López, que ha señalado que las compensaciones "al final son iguales" para todos los pescadores del Cantábrico.

La directora general ha detallado que hay dos tipos de compensaciones, una para el armador, que dependen de las características del barco, y otras para la tripulación.

Ha explicado que para poder acceder a estas subvenciones las embarcaciones deben cumplir unas condiciones específicas, como la de tener, al menos 120 días de actividad, algo que, según ha reconocido, no todas las que podrían resultar afectadas por la parada podrían cumplir, pero sí "más o menos" unos "40 o 50 barcos", en los que faenan unos 400 pescadores.

En función del tipo de la parada que se solicite, si se pide finalmente, podrían resultar afectadas desde la pesca de especies de costa, como la lubina, en aguas menores por parte de embarcaciones de artes menores, a otras como el rape o la merluza en caso de que se opte por "planes más grandes" que impliquen a todo el Cantábrico.

ASTURIAS RURAL ofrecido por