El arquitecto técnico municipal de Piloña acepta una multa de 4.860 euros por prevaricación y negociaciones prohibidas

Actualizado 15/12/2017 15:51:37 CET

OVIEDO, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El arquitecto técnico municipal en el Ayuntamiento de Piloña ha admitido, este viernes en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo, la comisión de un delito continuado de negociaciones prohibidas y un delito de prevaricación urbanística, aceptando dos penas de 9 meses de multa a razón de 9 euros al día (4.860 euros), e inhabilitación especial para empleo o cargo público relacionado con la profesión de arquitecto técnico durante un total de 6 años y 3 meses, según ha informado la Fiscalía.

Por este asunto, el exalcalde de Piloña Camilo Montes durante 2007-2011 fue condenado a una pena de 15 meses de prisión y 6 años de inhabilitación tras reconocer haber sido el autor de un delito de prevaricación e inductor de otro de falsificación de documentos públicos.

La acusación también estaba dirigida contra un arquitecto técnico de profesión libre, que admitió la comisión un delito continuado de prevaricación urbanística en concepto de cooperador necesario y de un delito continuado de negociaciones prohibidas, también en concepto de cooperador necesario, aceptando dos penas de 9 meses de multa a razón de 9 euros al día (4.860 euros), e inhabilitación especial para empleo o cargo público relacionado con la profesión de arquitecto técnico durante un total de 6 años y 3 meses.

En ambos casos, con la atenuante de reparación del daño apreciada como muy cualificada. Son condenados al pago de las costas a partes iguales y comiso de los 27.000 euros en concepto de ganancias obtenidas como consecuencia de los hechos, aunque los beneficios no han podido ser determinados con exactitud.

Los acusados actuaban de común acuerdo y guiados por el ánimo de obtener enriquecimiento injusto, diseñaron un plan que posteriormente pusieron en marcha con el fin de que aprovechando la condición de arquitecto técnico municipal en el Ayuntamiento de Piloña, del primero y la condición de arquitecto técnico en ejercicio de profesión libre, del segundo, las personas interesadas en realizar algún tipo de construcción para que se requiriese licencia municipal del Ayuntamiento de Piloña, tras informarse en las oficinas municipales de los trámites a seguir en unos casos fuese dirigidos por el técnico municipal para que contratasen el proyecto al técnico en ejercicio de profesión libre todo ello con el fin de que posteriormente el proyecto presentado fuese informado favorablemente por el primero y así obtener la licencia sin problema alguno.