La ciudad, en el ranking alto de las 'Smart City', destaca por su proyecto de tarjeta ciudadana

Publicado 12/07/2017 16:36:35CET

GIJÓN, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Gijón está en el ranking alto de las ciudades inteligentes por sus proyectos de innovación social, como la tarjeta ciudadana, o de participación ciudadana. Así lo ha destacado este miércoles Pablo Rodríguez, quien junto a Eduardo Bustillo están recorriendo los 82 municipios que forman parte de las 'Smart City' para comprobar la evolución de las medidas puestas ya en marcha y conocer las aportadas por las 52 nuevas ciudades que se han sumado a la Red.

Es más, Rodríguez ha apuntado que, aunque no se trata de hacer un ranking sino de compartir experiencias, Gijón está "a la cabeza" de las ocho ciudades visitadas. Tras su recorrido, emitirán un informe en el último trimestre del año donde se reflejen los puntos a mejorar y las iniciativas que merece la pena ser replicadas en otras ciudades.

Los dos expertos han conocido ya de primera mano los proyectos relacionados con las ciudades inteligentes de la Empresa Municipal de Medio Ambiente (Emulsa) y la Empresa Municipal de Transportes Urbanos (Emtusa), en especial aquellos relacionados con la administración electrónica, la eficiencia energética o la movilidad sostenible, como pueda ser la monitorización de los usuarios de tarjetas de autobús, la recogida de residuos orgánicos o el sistema de riego remoto.

Ha destacado, asimismo, que Gijón ya era pionero en tarjeta y cajeros ciudadanos, por lo que es un ejemplo "muy válido" para la Red de Ciudades Inteligentes, para poder replicar el modelo en otras ciudades. También ha destacado la trayectoria "muy palpable" en participación ciudadana y desarrollo tecnológico, además de resaltar que se trata de integrar a todos los colectivos a la hora de incorporarles a las nuevas tecnologías.

Rodríguez, asimismo, ha explicado que ya estuvieron en Gijón en 2013 y en aquella ocasión vinieron con un solo vehículo eléctrico para las zonas urbanas y en rurales con uno de combustión, mientras que ahora disponen de uno eléctrico para todo. El vehículo, además, es inteligente, al ser 100 por ciento sostenible pero con tecnologías para monitorizar las baterías. Va además acompañado de drones que sobrevuelan por donde pasan en lugares donde se da permiso, y lleva un sonómetro que va midiendo la contaminación acústica de las ciudades.

Durante su visita a Gijón, conocerán también otros proyectos como el proyecto de presupuestos participativos, en el que la ciudadanía decide el destino de 5 millones de euros con sus votos realizados electrónica o presencialmente o el proyecto smartlighting, que propicia en la ciudad de un cambio en la infraestructura tecnológica de iluminación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies