Piden dos años de cárcel para una acusada de ocultar el paradero de su hijo

Publicado 16/01/2018 13:48:11CET

OVIEDO, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias ha solicitado dos años de prisión y nueve de inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad para una acusada por negarse a revelar el paradero de su hijo, nacido en 2009. La vista oral se celebrará este miércoles en el Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo, a las 11.30 horas.

Según informa la Fiscalía en nota de prensa, la acusada dio a luz el 3 de diciembre de 2009 en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) a un niño, sobre el que asumió la guarda y custodia. Se desconoce la filiación paterna. El niño fue inscrito en el Registro Civil de Oviedo.

A raíz de la instrucción de otras diligencias penales, seguidas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Oviedo contra la acusada por abandono de menores, referido a tres hijas de la acusada --ya hay condena por este procedimiento--, se le preguntó por el paradero del niño, negándose a manifestar dónde se encontraba y alegando únicamente que se hallaba en Portugal con su padre.

Tras las correspondientes gestiones realizadas por la Brigada de Policía Judicial (SAF), tanto en España como en Portugal, se continúa en la actualidad sin tener conocimiento del paradero del menor, al que no consta que se le haya expedido DNI o pasaporte. Por otro lado, el Centro de Cooperación Policial Aduanero (CCPA) ha confirmado que el niño no es residente legal de Portugal, y que no constan datos sobre el mismo. Tampoco figura escolarizado en ningún centro escolar del Principado de Asturias.

Al menor se le asignó el Centro de Salud de Pumarín, aunque nunca fue atendido allí. En el año 2014 la madre comunicó que el niño no vivía en España y le dio de baja en el mismo.

Las últimas referencias con las que se cuenta se remontan al año 2011, fecha en la que su abuela materna manifestó que el niño se había ido con su madre de vacaciones a Portugal, y que desde entonces no había vuelto a verlo ni a tener noticias de él.

La Fiscalía considera que la acusada es autora de un delito de abandono de menor. La acusada ya fue condenada en noviembre de 2016 (sentencia firme en febrero de 2017) después de que, el 18 de diciembre de 2014, dejara solas en casa a sus tres hijas pequeñas, una de apenas un mes.