El Principado exigirá reducciones de emisiones del 40 % a Arcelor y del 70 y 80 % a Tudela Veguín y Aboño (EDP)

FERNANDO LASTRA,  CARMEN MORIYÓN Y DAVID ALONSO EN UNA CHARLA DE CONTAMINACIÓN
EUROPA PRESS
Publicado 15/05/2018 15:36:21CET

GIJÓN, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Infraestructuras del Principado, Fernando Lastra, ha avanzado este martes en Gijón que las nuevas Autorizaciones Ambientales Integradas proponen a Arcelor una exigencia de reducción media de emisiones del Sínter del 40 por ciento, aproximadamente, y de más del 70 y 80en el caso de Tudela Veguín y Aboño (EDP).

Así lo ha indicado en la charla debate sobre contaminación celebrada en la antigua Escuela de Comercio, en la que han participado también la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón (Foro), y el concejal del Grupo Municipal de Xixón Sí Puede (XsP) David Alonso, propulsor de la iniciativa, que ha estado moderada por la periodista Paloma Llanos.

Lastra, en declaraciones a los medios de comunicación tras la charla debate, ha explicado que la propuesta está actualmente en fase de alegaciones y de discusión. Se quiere, según él, que las nuevas autorizaciones estén listas en un plazo de seis meses para Arcelor, y de no más de cuatro meses para Tudela y Aboño.

Estas autorizaciones fijan unos plazos para llevar a la práctica estas exigencias, que van marcados, en gran medida, por el plan de inversiones, con lo que la reducción será progresiva en los próximos años, en función de los nuevos equipos y técnicas que implementen para cada foco contaminante.

A esto ha unido que cuando lleguen las nuevas inversiones deberán ir parejas de las mejores técnicas disponibles, en el sentido de ser exigentes entre la banda media y baja del límite de la emisión legal. "Los objetivos son claros; reducción de emisiones", ha remarcado Lastra, quien ha opinado que se está en el camino "correcto".

Por otro lado, ha coincidido en la necesidad de mejorar más la comunicación con los ciudadanos ante episodios de contaminación, para lo que se pondrán en marcha protocolos de actuación cuando se prevé que vaya a tener una continuidad en el tiempo la situación contaminante. En este caso, ha apostado por coordinarse con el Ayuntamiento para que la información se traslade a los ciudadanos.

MEDIO AMBIENTE Y EMPLEO

En cuanto a lograr el equilibrio entre Medio Ambiente e Industria, cree que la manera más práctica es apostar por una relación institucional sobre la base de normas, con una exigencia "exactamente igual" para el grande que para el pequeño. Ha incidido en que el conflicto es "inevitable", pero apuesta por un diálogo exigente y riguroso frente a un modo coercitivo.

Asimismo, ha recalcado que si bien la Consejería tiene un equipo "técnicamente muy solvente", necesitaría más personal y más presupuesto. Por otro lado, ha reivindicado, referido a las estaciones medidores de calidad del aire, que "todos los contaminantes que mide la Red Oficial están por debajo de los niveles legales". De hecho, ha resaltado que es un "objetivo permanente" a seguir.

En cuanto a las focos contaminantes, ha señalado que, en términos generales, el porcentaje mayor de contaminación es el tráfico, si bien en la zona Oeste de Gijón el mayor contaminante es la industria.

"Combatimos la contaminación por los efectos que tiene sobre la salud pública", ha insistido, por otro lado. "Hay efectos sobre la salud, sin duda", ha apuntado sobre la contaminación, aunque ha abogado por, sin querer frivolizar, no crear alarmismos.

Sobre el tema de las 'nubes de carbón' de El Musel, ha apuntado al conjunto de medidas ya tomadas y al hecho de que se ha dado una instrucción "clara y precisa" para el manejo de graneles.

Moriyón, por su lado, ha dejado claro que "en modo alguno" piensa que las estaciones del Principado "midan mal ni que estén trucadas. Ha incidido, además, en que no van a eludir tampoco los problemas de tráfico ni la obligación de elaborar un Plan de Movilidad.

PLAN DE MOVILIDAD

Sobre este, ha señalado que cree que para septiembre u octubre estará aprobado, con medidas que suman 50 millones de euros y que buscan, entre otras cosas, reordenar el tráfico, dar prioridad a las personas y a la movilidad sostenible.

Además ha hecho referencia al enorme peso que la industria tiene en la zona Oeste de Gijón, referente a Arcelor, aunque en otras zonas es cierto que pesa más el tráfico. Al problema de la industria ha sumado el material sedimentable -carbón-- de El Musel. Ha señalado que se Fomento está haciendo el acceso a El Musel para desviar el tráfico pesado que ahora va por la avenida de Príncipe de Asturias.

Asimismo, ha llamado la atención sobre que Arcelor no anuncia una inversión en su Sínter de muchos millones de euros "si estuviera bien". Eso sí, ha indicado que habrá que controlar que las inversiones se cumplan. Ha dicho ser consciente de la importancia de mantener el empleo, pero eso no quita de poner el foco donde está el problema, a su juicio.

La alcaldesa también ha citado varios hitos en la lucha contra la contaminación, como son la aprobación del Plan de Calidad del Aire y las mejora de este, la aprobación por el Ayuntamiento de la Ordenanza de Medio Ambiente o la estación móvil del Lauredal.

Sobre la Red de estaciones del Principado, ha incidido en que si bien la del Principado de la avenida de la Argentina en unos años ha reducido los días de superación de los niveles permitidos, la realidad es que los vecinos no lo perciben.

Sobre esta cuestión, ha considerado que hay mucho desconocimiento aún sobre la relación de contaminación y salud y falta trasladar esa información a la población. En este caso, ha resaltado la aplicación móvil que se pondrá en marcha para informar a la población.

Y aunque ha reconocido que recomiendan no más de 35 días de superación de los límites, nadie garantiza que sea el nivel para estar "a salvo". "Que nadie piense que si cumplimos esto estamos a salvo de todo", ha apuntado.

Sobre el parque de carbones de El Musel y la propuesta de IU de cubrición, ha incidido en que no tienen criterios técnicos para saber si es lo mejor, aunque esto no quita para exigir a El Puerto que ponga medidas.

Moriyón, por otra parte, ha destacado la importancia de la coordinación entre administraciones, que ha permitido clasificar en el municipio 145 empresas con autorizaciones de empresa potencialmente contaminadora de la atmósfera. Además, se inició una campaña de inspecciones en 2015 y se está a punto de cerrar con el Principado las empresas a inspeccionar.

INDUSTRIA, PRINCIPAL PROBLEMA

Alonso, por su lado, ha defendido algunas medidas incluidas en el Plan de Movilidad, además de apostar por el Área Central Metropolitana y las zonas ambientalmente protegidas.

Y aunque cree que reducir el tráfico es "clave" en la lucha contra la contaminación, cree que el problema de Gijón es la industria. Ha recalcado, asimismo, que la estación del Lauredal establece que los picos de partículas se dan de madrugada.

Ha apuntado, además, a que la contaminación tiene una incidencia en la morbilidad y mortalidad, sobre todo enfermedades respiratorias y cáncer de pulmón, y, especialmente, ha resaltado que no se prevé ningún umbral de niveles por debajo del cual no haya efectos adversos para la salud. Es por ello que ve importante incorporar los elementos de salud en las políticas de las administraciones.

También ha abogado por abordar el problema de la contaminación con la industria "con la misma tranquilidad" que en otras empresas. "Hay que seguir con mano izquierda porque se corre el riesgo de perder credibilidad", ha advertido. Unido a ello, ha remarcado que el Plan Estratégico de Gijón hasta 2026 establece medidas e inversiones, incluidos 10 millones de euros para la creación de nuevas industrias.

Sobre El Puerto, ha recalcado que a veces se nos olvida que es público. Y aunque ha resaltado que hizo "gestos", cree que tiene que hacer algo más. "Todavía no ha hecho todo lo necesario", ha asegurado. Alonso ha indicado que cubrir su parque de carbones puede ser lo mejor, pero ha señalado que respeto a si es viable, "parece complicado".

Contador