La Semana Negra de Gijón celebra 30 años de un festival "abierto, con espíritu crítico y que no se calla"

 

La Semana Negra de Gijón celebra 30 años de un festival "abierto, con espíritu crítico y que no se calla"

José Luis Paraja y Ángel de la Calle en la presentación de la 30 Semana Negra
EUROPA PRESS
Actualizado 16/05/2017 14:54:45 CET

La organización defiende una subvención municipal que da acceso al derecho a la cultura y por la que la ciudad recibe "mucho más"

GIJÓN, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El director del Comité Organizador de la Semana Negra, José Luis Paraja, y el director de contenidos, Ángel de la Calle, han presentado este martes la 30 edición del certamen, que celebrará del 7 al 16 del próximo mes de julio un aniversario en el que vuelve su vista atrás pero con una apuesta de futuro, y defendiendo que son un festival que, pese a los años, sigue siendo "abierto, con espíritu crítico y que no se calla".

Paraja ha destacado que no es fácil para ningún festival llegar a las 30 ediciones y para uno como este, "nada neutro" según él, más difícil todavía. Un festival singular que se articula en torno a la literatura, aunque también es una romería urbana, ha defendido, y así lo quieren mantener, "porque funciona", ha sostenido.

Y aunque ha reconocido que no pretenden gustar a todos, ha opinado que es un certamen "admirado y referencia" dentro del país, al que le han salido multitud de imitadores en estos 30 años.

Es por ello, que ha visto que la subvención municipal es un porcentaje "razonable", ya que el objetivo es prestar un servicio para el que la ciudadanía tenga acceso gratuito al derecho a la cultura. Ha defendido también que en la Semana Negra se ponen negocios que aportan cosas, por lo que es lógico que ellos ganen dinero, porque son empresarios. Negocios que hacen que la subvención municipal sea menor para organizar un festival que "rompió barreras", ha destacado.

A este respecto, solventada ya la deuda con Hacienda con el crédito concedido por Liberbank, han presentad el certificado positivo de la Agencia Tributaria en el Ayuntamiento, para que les abonen la subvención de 2016, por un lado y, por otro, que se firme el convenio correspondiente a 2017.

Sobre esto último, pese a que la subvención municipal anunciada es 75.000 euros mayor, al subir hasta los 175.000 euros, cuentan con un presupuesto "un poco más ajustado", en torno a 500 y pico mil euros, ya que hacerlo por debajo de ese umbral no sería posible, según Paraja.

Este ha confesado que los 175.000 euros previstos de ayuda municipal les da un poco de respiro, a lo que ha recalcado que se trataba de recuperar niveles de apoyo similares a 2011.

Más contundente se ha mostrado De la Calle, quien ha recalcado que "la pelota está en el tejado del Ayuntamiento", con relación a la firma del convenio. Ha diferenciado, en este caso, en quienes creen que la cultura es un bien y un derecho, y la Semana Negra defiende que es un derecho. "Somos un festival gratuito, no te cobran cinco euros para que te firmen un libro", ha incidido.

En esto la Semana Negra lo tiene claro y reivindica que si es bueno que el Estado subvencione un coche, por qué va a ser malo que lo haga con el acceso a la cultura, y más si el impacto económico que repercute en la ciudad es mucho mayor. "Devolvemos mucho más de lo que la ciudad aporta", ha defendido.

LA FERIA LITERARIA MÁS GRANDE

Por todo ello, la Semana Negra volverá a contar con atracciones de feria, una riqueza gastronómica importante, un mercadillo y el Festival de Fotoperiodismo, sin olvidar el eje central, que es la literatura, con la mayor feria literaria de Asturias, ha destacado De la Calle.

Este ha hecho mención a escritores que pasaron por la primera edición del festival y que ya han fallecido, como Manuel Vázquez Montalván, a los que se pretende homenajear con su recuerdo en esta 30 edición. De la Calle, asimismo, ha aprovechado para recordar al periodista asesinado en México, Javier Valdez, quién pasó por la Semana Negra.

Unido a los que ya no están, ha destacado a otros autores que repiten y a otros nuevos o que están despuntando en el panorama del género negro. Entre los autores que vendrán, un total de 120 --30 menos que otros años por los recortes--, ha destacado a: Juan Madrid, Jorge Martínez Reverte; José Luis Muñoz; Eugenio Fuentes; María Inés Krimer (Argentina); Laura Restrepo (Colombia); Cecilia Ekbäck (Suecia); Sophie Hénaff (Francia); Rosa Montero; Miguel Pajares, Bru Rovira; Marta Robles o Benito Olmo.

De la Calle, asimismo, ha apuntado que a temáticas más habituales del certamen como la situación de los refugiados, en la que se contará con la colaboración de Médicos Sin Fronteras, se unen este año dos novedades, como son la ecología y el tratamiento de la violencia de género en el cómic. Asuntos como el centenario de la Revolución rusa de 1917 o el tratamiento del Franquismo en la literatura negra española serán objeto también de mesas de debate.

En edición, por otro lado, habrá una numerosa representación asturiana, entre los que están: Pablo Rivero, Alejandro M. Gallo, Pilar Sánchez Vicen-te, David López, Felicidad Martínez, Julio Rodríguez, Rodolfo Martínez o Miguel Barrero.

La presencia latinoamericana también será importante, con clásicos y nuevos autores: Paco I. Taibo II, Tatiana Goransky, Fernando López, Lucio Ludicello, Vladimir Fernández, Néstor Ponce y Jorge F. Hernández, entre otros. Unos autores que, según De la Calle, atraen a editores europeos a la Semana Negra.

En cuanto a la ciencia ficción y la fantasía, Miguel Aguerralde o Alberto Caliani, son algunos de los encargados de representar a este género, mientras que la novela histórica contará con la representación de, entre otros, Javier Azpeitia, Luis García Jambrina o Alfonso Mateo-Sagasta.

Asimismo, el homenaje de esta edición será para el clásico del género negro en España Jorge Martínez Reverte, autor del detective Gálvez. De la Calle ha recordado que Martínez Reverte fue uno de los autores que sí estuvo en aquella primera edición de la Semana Negra, celebrada en El Musel.

FINALISTAS DE LOS PREMIOS

En cuanto a los finalistas de los premios que organiza el festival, Paraja ha aclarado, tras la crítica recibida el pasado año por no haber ninguna mujer, que en esta edición se intentó mejorar y se revisó los criterios de preselección.

En el caso del Premio Dashiel Hammett, a la mejor novela de género negro publicada en el año 2016, los finalistas son: 'Noxa', de María Inés Krimer; 'Madrid: frontera', de David Llorente; 'Las tierras arrasadas', de Emiliano Monge; 'Maldita verdad', de Empar Fernández; y 'Soles negros', de Ignacio del Valle.

Respecto al Premio Memorial Silverio Cañada, a la mejor primera novela de género negro, 'El santo al cielo', de Carlos Ortega Vilas; ' El peso del alma', de José María Espinar; y 'Ojos ciegos', de Virginia Aguilera, son las obras finalistas.

En cuanto al Premio Rodolfo Walsh, dedicado a la mejor obra de no ficción de género negro, los finalistas son: 'Nos vemos en esta vida o en la otra', de Manuel Jabois; 'El libro rojo' (vol. IV), Gerardo Villadelángel; y 'La tinta del calamar', de Miguel Barrero.

Al Premio Espartaco a la mejor novela histórica, además, optan: 'La corte de los engaños', de Luis García Jambrina; 'El impresor de Venecia', de Javier Azpeitia; y 'El carmín y la sangre', de Montero González. Por último, el Premio Celsius a la mejor novela de ciencia ficción y fantasía, tiene como finalistas 'La polilla en la casa del humo', de Guillem López; 'Róndola', de Sofía Rhei; y 'La mirada extraña', de Felicidad Martínez.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies