El autobús de HazteOir llega a Cantabria para rechazar su Ley de Identidad de Género

Autobús de Hazte Oír en el Sardinero
HAZTE OÍR
Publicado 19/05/2017 17:45:30CET

Presenta un escrito con 11 alegaciones al anteproyecto de ley

SANTANDER, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El autobús de HazteOir.org, el #HOBus, ha llegado este viernes a Cantabria, comunidad que en estos momentos está tramitando una Ley de Identidad de Género que, según la organización, de aprobarse, "obligará a todos los centros educativos a explicar cómo deben comportarse sexualmente los niños y adolescentes".

Además, su presencia en la región coincide con la publicación en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) del decreto que regula la convivencia escolar y los derechos y deberes de la comunidad educativa en región, que establece el respeto a la identidad de género y orientación sexual del alumnado y que entrará en vigor mañana.

El vehículo lleva por lema 'Dejad a los niños en paz' y su presencia en Cantabria es "para decir no al adoctrinamiento de género en las aulas", según HazteOir.org, que con esta campaña denuncia que los políticos "están imponiendo a los alumnos un modelo obligatorio de educación sexual".

Durante su estancia en Santander, representantes de la asociación han registrado en la Dirección General de Política Social un escrito con once alegaciones al anteproyecto de Ley de Cantabria de Garantía de Derechos de las personas lesbianas, gais, transexuales, transgénero, bisexuales e intersexuales y no discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género, una ley que, según su portavoz, Pablo Santana, "impone un modelo obligatorio de educación afectivo-sexual en las aulas".

En su escrito, la organización argumenta que "ningún gobierno ni político puede imponer una determinada educación sexual a los alumnos de todos los centros educativos", y considera que el borrador del anteproyecto de ley cántabra "se inmiscuye en la vida afectiva y emocional de los menores y en los valores de los padres y las familias".

El #HOBus ha recorrido ya varias ciudades españolas, entre ellas Madrid, las afueras de Barcelona, Pamplona, Sevilla, Santiago de Compostela, Valladolid, Valencia y Pola de Lena (Asturias) y tiene previsto llegar esta primavera a una docena más de localidades.

REACCIONES

La presencia del #HOBus ha provocado reacciones en contra partidos como Podemos Cantabria y el Grupo Socialista de Santander, y colectivos como la Asociación de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de Cantabria, ALEGA, que ha convocado una concentración contra el "autobús del odio" a las 17.00 horas en la plaza del Ayuntamiento de Santander para mostrar su "gran repulsa a cualquier actitud LGTBIóbica".

En un comunicado, ALEGA ha explicado que su "repulsa" no se debe solo a que el mensaje del autobús esté contra sus ideales, sino que cree que pretende "alterar el orden público incitando al odio entre ciudadanos". Además, la asociación no quiere que los menores "se eduquen viendo como circula gratis por nuestra provincia un transporte cubierto de una publicidad errónea y que atenta contra los derechos de las personas".

Por ello ha pedido al Gobierno de Cantabria así como a los ayuntamientos que regulen el paso por sus carreteras de cualquier medio de transporte, público o privado, que lleve publicidad incitando al odio entre vecinos o mostrando fotos o dibujos que vayan contra los ciudadanos, sea cual sea la condición sexual de estos.

Por su parte, el secretario general del PSOE de Santander y portavoz municipal, Pedro Casares, ha pedido a la alcaldesa, Gema Igual, que no permita la circulación del autobús por las calles de la ciudad.

Además, según Casares, el autobús de esta organización emite una información y una publicidad "que está prohibida en la ordenanza municipal sobre instalaciones y actividades publicitarias por ir en contra de nuestra legislación vigente". "Pero no solo es una publicidad ilícita, sino que además atenta contra la dignidad y los derechos de los menores transexuales", ha subrayado.

Por contra, ha solicitado que se coloque en el balcón del Ayuntamiento la bandera arcoiris "como muestra de nuestra defensa unánime de una sociedad libre, igualitaria y diversa".

Mientras, Podemos ha emitido un comunicado en el que dice estar "alarmado" por la visita del autobús que, según dice, difunde un mensaje que "incita al odio", pues la campaña "supone un paso más en el ataque al colectivo que mayor vulneración sufre, el de las personas trans".

La formación ha exigido la retirada de esta campaña y que desde las instituciones se prohíba que este tipo de autobuses recorran los municipios. "Ni las instituciones ni la sociedad pueden permitir que se difundan estos mensajes contra la libertad y los derechos humanos".

Por su parte, EQUO considera que la campaña de HazteOir.org supone un "ataque" a los Derechos LGTBI+ y "solo contribuye a crear polémica, a tratar de acallar una realidad incontestable y a fomentar la LGTBfobia en la sociedad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies