Ley de Caza recuperará cotos sociales y prohíbe prácticas "cruentas"

Arroyo
EUROPA PRESS/JCCM
Actualizado 27/07/2016 15:27:22 CET

TOLEDO, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Anteproyecto de Ley que modificará la actual Ley de Caza de Castilla-La Mancha apuesta por la caza social recuperando los cotos sociales eliminados de la actual normativa, simplifica cargas administrativas, recupera especies autóctonas, prohíbe prácticas incompatibles con el bienestar de los animales y hace compatible esta actividad con otros usos.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, que ha dado cuenta de la toma en conocimiento por parte del Consejo de Gobierno de la modificación de la actual ley, que conlleva una modificación de la actual Ley de Tasas y de la Ley de Conservación de la Naturaleza.

El consejero ha destacado el "esfuerzo de interlocución y consenso" de todas las partes implicadas en el texto, citando a las organizaciones cinegéticas Aproca y Atica, a los ecologistas y a la Plataforma que surgió contra la Ley de Caza del Ejecutivo anterior, que llegó a recoger hasta 120.000 firmas en contra del texto.

Según Martínez Arroyo, que se ha mostrado "orgulloso" de haber podido sentar en la mesa a todas las partes, este Anteproyecto de Ley de Caza es "absolutamente sensible a las cuestiones medioambientales y a la sensibilidad cinegética", una actividad económica que en la región genera más de 600 millones de euros de facturación al año.

En cuanto a las modificaciones esenciales que introduce la modificación, figura recuperación de la caza sostenible y los cotos sociales, la prohibición de determinadas prácticas "cruentas" con los animales como el lanceo de jabalí o el tiro al pichón con tubo, con las que "la inmensa mayoría de cazadores y propietarios de cotos está absolutamente en contra", y la simplificación de cargas administrativas.

CONTROL DE VENENOS

Igualmente, se podrá compatibilizar la caza con otros usos, como la recogida setas, de tal forma que, al contrario que en la normativa actual, "solo se prohíben actuaciones que espanten la caza de forma deliberada en el momento en que se esté produciendo".

Esta modificación acarreará cambios en la Ley de Tasas de Castilla-La Mancha, de tal manera que se elimina el pago de las licencias de caza y pesca para los mayores de 65 años, lo que supone unos 40 euros; y en la Ley de Conservación de la Naturaleza, a fin de controlar "de forma más efectiva" la utilización de venenos, contando con el compromiso de los propietarios de los cotos para "extremar la vigilancia".

En cuanto a las sanciones, el titular de Agricultura, Desarrollo Rural y Medio Ambiente ha comentado que no se incrementará la cuantía de las existentes, aunque sí se actualizarán las causas que pueden conllevar una sanción.

El consejero, que ha recordado que hay cosas "que están por definir" y que hay cuestiones en las que las partes no han sido capaces de ponerse de acuerdo, sí ha destacado el "alto grado de consenso" alcanzado, que ha confiado que se extienda también a los grupos de las Cortes para poder ser aprobado a finales de año o principios de 2017 "si la tramitación es ágil".

VERTEDERO SESEÑA

Por otra parte, Francisco Martínez Arroyo ha contestado al alcalde de Seseña (Toledo), el 'popular' Carlos Velázquez, que dudaba del tiempo fijado para limpiar el vertedero de ruedas quemadas en ese municipio, que los plazos "son los que se pueden cumplir desde la perspectiva ambiental". "Es un éxito poder decir que en cuatro meses vamos a tener la parcela prácticamente limpia", ha resaltado el consejero.

De otro lado, preguntado por la reunión que su departamento mantiene este miércoles con organizaciones agrarias y cooperativas de agricultura ecológica, Martínez Arroyo ha indicado que el objetivo es "poner en marcha el plan estratégico de la agricultura ecológica en Castilla-La Mancha", que introducirá "mejoras sustanciales a partir del próximo año".