El decreto que regulará la inclusión del alumnado de C-LM abre un periodo de información pública

Mochilas, colegio, educación
EUROPA PRESS
Publicado 25/02/2018 11:47:48CET

TOLEDO, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación, Cultura y Deportes abrió un periodo de información pública hasta el 21 de marzo de 2018 para recibir aportaciones sobre el contenido del proyecto del nuevo decreto que regulará la inclusión educativa del alumnado en Castilla-La Mancha con las alegaciones y las observaciones que los ciudadanos consideren oportunas.

Esta nueva norma, que será una realidad a lo largo del año según las previsiones de los Servicios Centrales de la Consejería, tiene previsto introducir como principal novedad conceptual que la respuesta educativa para atender al alumnado sea la inclusión educativa, pasando de la atención a la diversidad como respuesta especializada, a la inclusión educativa como respuesta a todo el alumnado; y garantizando, en todo momento, la presencia, la participación y el aprendizaje de todas y todos.

Este nuevo decreto, que viene a sustituir al actualmente en vigor, aprobado en 2013, tendrá como novedades que la respuesta educativa se estructurará en torno a medidas promovidas por la Administración y medidas de respuesta a la diversidad a nivel de centro, a nivel de aula, individualizadas y extraordinarias. Cobrará especial atención la prevención y detección temprana de dificultades de aprendizaje, así como la puesta en marcha de medidas inclusivas desde el momento de la identificación, ha informado la Junta en nota de prensa.

Además, con la nueva norma se pretende abandonar el término de necesidades educativas y se enfatizará en la detección de potencialidades y barreras para el aprendizaje, y se entenderá la participación de la comunidad educativa como un elemento de calidad para la respuesta del alumnado.

Otro de los avances que traerá aparejados el decreto serán la creación de la Red de Apoyo a la Orientación, Convivencia y Atención a la Diversidad que cubra las necesidades de asesoramiento de la comunidad educativa; y un plan de formación para el profesorado sobre tecnologías y metodologías que favorezcan la accesibilidad, el diseño universal de aprendizaje, la individualización de la enseñanza y la participación de la comunidad educativa.