Gregorio culpa a la Junta de poner "zancadillas" en vez de sentarse a negociar un Plan Nacional del Agua

Rueda de prensa
EUROPA PRESS
Publicado 20/03/2018 16:26:35CET

TALAVERA DE LA REINA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha lamentado que la consejera de Fomento de la región, Agustina García Élez, pida "prudencia" al Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente a la hora de abrir el trasvase, cuando lo que intenta es "poner zancadillas" en lugar de sentarse a negociar un Plan Nacional del Agua.

A preguntas de los periodistas durante la presentación del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 en la Casa de la Juventud de Talavera de la Reina, Gregorio ha asegurado que la consejera "tiene poco prudencia" con la situación del trasvase pues, ha recalcado, es "una comisión técnica la que estudia si se puede hacer un nuevo trasvase si se superan los 40 hectómetros cúbicos (hm3) en los embalses de cabecera".

El delegado del Gobierno también ha recordado que el mecanismo control se creó con leyes cuando el PSOE estaba en el Gobierno central y, por lo tanto, "del mismo partido" de García Élez. "Esta consejera hay veces que no tiene una coordinación para decir esto", ha indicado.

Gregorio ha afirmado que espera que "siga lloviendo" para que la sequía "sea un mal recuerdo" en España, a pesar de reconocer que aún están "muy lejos" de lograrlo.

A este respecto, ha insistido en que hay que apoyar al Gobierno central pues está tratando de buscar un gran Plan Nacional del Agua, en el que estén todos los partidos políticos, y que, de esta manera, a su juicio, "haya agua en cantidad y calidad para toda España, al igual que las cuencas del Tajo".

PLAN ESTATAL VIVIENDA

Por otra parte, el delegado ha presentado el Plan Estatal de Vivienda en Talavera, del que ha indicado incide en el apoyo a los jóvenes para el alquiler de la vivienda, con un 62,5 por ciento más de presupuesto.

Gregorio ha mantenido que el Plan contempla ayudas, que en el caso de Castilla-La Mancha llegarán 57,7 millones de euros para menores de 35 años y mayores de 65 años. A esto se sumará un paquete específico de ayudas sociales para afectados por los desahucios, y para el emprendimiento de promotores que destinen vivienda nueva a alquiler.