Desmanteladas 2 plantaciones de marihuana, incautados 42 kilos y 5 detenidos en Toledo

Nota De Prensa Guardia Civil Comandancia Toledo
GUARDIA CIVIL
Actualizado 21/02/2018 15:07:23 CET

TOLEDO, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desmantelado dos plantaciones de marihuana con 3.589 plantas situadas en dos viviendas de las localidades toledanas de Ugena y Olías del Rey, se ha incautado de 42.769 gramos de marihuana seca y lista para el consumo y ha detenido a cinco hombres con edades comprendidas entre los 21 y los 49 años.

En nota de prensa, la Delegación del Gobierno ha explicado que a estas personas, que ya están en prisión, han sido imputadas por delitos de cultivo o elaboración de estupefacientes, tráfico de drogas y defraudación del fluido eléctrico. Tres de ellas también han sido imputadas por pertenencia a organización criminal.

Estas personas, tres de las cuales han sido imputadas por pertenencia a organización criminal, habrían realizado una inversión superior a los 100.000 euros para crear la infraestructura de ambas plantaciones. En estas operaciones ha colaborado el Servicio Cinológico de la Comandancia de Toledo con sus perros detectores de droga.

El equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Toledo, en el marco de dos operaciones llevadas a cabo para controlar el incremento de plantaciones 'indoor' de marihuana, ha llevado a cabo dos operaciones contra plantaciones interiores de marihuana, entre septiembre y enero pasados, en las localidades de Ugena y Olías del Rey respectivamente.

El EDOA de esta Comandancia detectó un aumento significativo de las plantaciones 'indoor de marihuana en la provincia, con destino a exportación a países europeos de su producción.

Este tipo de plantaciones conllevan un elevadísimo fraude eléctrico, ya que para el mantenimiento de este nivel de producción, una cosecha cada nueve semanas aproximadamente, los delincuentes crean infraestructuras con elementos de gran potencia que conectan a la red eléctrica de forma ilícita.

UGENA

La Guardia Civil, con la información disponible, abrió inicialmente una primera Operación, detectando la primera de estas plantaciones en la localidad de Ugena, comprobando la identidad de la persona responsable de esta vivienda, un ciudadano ecuatoriano que la tenía en régimen de alquiler y que sería el cuidador de la plantación y que trabajaba para un español con residencia en Madrid.

Una vez recopilada y analizada toda la información, El EDOA procedió a la detención de ambos y realizó sendos registros domiciliarios, interviniendo más de 1.000 plantas de marihuana, 10.000 gramos de esta droga seca, envasada al vacío lista para su venta y distribución, restos de alimentación elaborados con esta sustancia y hongos alucinógenos.

OLÍAS DEL REY

Como continuación a esta intervención, la Guardia Civil dio apertura a otra Operación, que llevó hasta una vivienda, también habitada en régimen de alquiler, ubicada en la localidad de Olías del Rey, donde se identificó a varias personas de origen chino. Estas personas estaban organizadas de forma jerárquica y tenían perfectamente definida su labor.

Uno de ellos era el encargado de dirigir la organización, dejándose ver por la propiedad en contadas ocasiones. Otro se hacía cargo de pagos y supervisaba al tercero, que hacía las labores de cuidador de la plantación y permanecía casi de forma permanente en la vivienda.

La explotación de esta operación se llevó a cabo con la detención de estas tres personas cuando circulaban por la carretera A-42 sentido Madrid con varias bolsas de rafia donde transportaban 10.769 gramos de marihuana distribuidos en bolsas envasadas al vacío.

Seguidamente la Guardia Civil realizó el registro de vivienda en Olías del Rey, comprobando que estaba dedicada íntegramente, a excepción de un pequeño dormitorio, a la plantación y explotación de esta droga.

En esta propiedad la Guardia Civil intervino 2.575 plantas de marihuana de distintos tamaños y 22.000 gramos secos pendientes de envasado.

Con estas dos operaciones, la Guardia civil ha detenido a cinco personas, intervenido 3.589 plantas de marihuana, 42'769 kilos de esta droga seca y dispuesta para su venta y distribución y casi 800 elementos de alto valor económico que formarían la infraestructura de ambas plantaciones, que alcanzaría un valor de inversión superior a los 100.000 euros.

Los cinco detenidos fueron imputados por delitos de elaboración y tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico. Los de nacionalidad china también fueron imputados por pertenencia a organización criminal, y uno de ellos, además, por un delito contra la seguridad vial, al ser detenido cuando conducía un vehículo careciendo de autorización para ello.

Los cinco detenidos fueron puestos a disposición de los correspondientes Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Guardia, que ordenaron su ingreso en prisión.