Junta propone a Iglesia crear foros de diálogo para profundizar en el acuerdo de paz

Reunión entre José García Molina y Francisco César García Magán
JCCM
Actualizado 16/03/2018 15:42:33 CET

TOLEDO, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha ofrecido a la Iglesia católica establecer "foros de diálogo permanente" entre distintos actores sociales y religiosos para "seguir profundizando" en la elaboración del acuerdo estratégico sobre la paz y la convivencia propuesto por el Ejecutivo autonómico.

El vicepresidente segundo del Gobierno autonómico, José García Molina, que se ha reunido este viernes con el vicario de Toledo, Francisco César García Magán, ha incidido, a preguntas de los medios, en que sería "una idea buena" la conformación de estos foros para que de ellos surgieran "grupos de trabajo más permanente" para continuar avanzando en "todas las dimensiones que la paz, la convivencia y la prevención de la radicalización necesitan".

Molina ha detallado que en estos foros podrían abordarse cuestiones que tienen que ver con aspectos como "la formación, la concienciación y el diálogo en general", manifestando que espera que García Magán envíe a la Junta "sus reflexiones e iniciativas" al respecto.

En este sentido, ha pedido al vicario de Toledo que "ayude" al Ejecutivo castellano-manchego porque "tiene experiencia en trabajo en libertad religiosa" y le ha solicitado que haga indicaciones sobre cómo desde la Junta "se pueden favorecer políticas que den cuenta de ese anhelo de paz y convivencia".

El vicepresidente segundo ha destacado que el encuentro ha sido "muy cordial" y ha puesto de manifiesto que tanto el Gobierno de Castilla-La Mancha como la Iglesia Católica tienen "valores compartidos, aunque se expresen de forma distinta".

COOPERACIÓN "DESDE EL RESPETO Y LA AUTONOMÍA"

Por su parte, Francisco César García Magán ha agradecido que el vicepresidente segundo haya "querido escuchar la voz de la Iglesia católica" y ha apostado por llevar a cabo una cooperación "desde el respeto y la autonomía" de ambas instituciones para "encontrar el bien común y una sociedad más en libertad, en paz y en justicia".

García Magán ha remarcado la intención de ambas partes de abordar iniciativas para abordar los ámbitos de la convivencia y el diálogo para "no etiquetar negativamente a personas procedentes de la inmigración o de una diversidad de procedencia racial, étnica o lingüística".