Page, al Gobierno: Si trasvasa cuando "haya cuatro gotas" habrá problemas de abastecimiento

Emiliano García-Page inaugurando la EDAR de Tresjuncos
JCCM
Actualizado 19/03/2018 12:49:24 CET

TRESJUNCOS (CUENCA), 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha advertido este lunes al Gobierno de España de que si comienza a trasvasar agua de la cabecera del Tajo hacia el Levante "en cuanto haya cuatro gotas por encima de la raya" de los 400 hectómetros cúbicos en Entrepeñas y Buendía, después habrá problemas de abastecimiento "en muchos municipios".

García-Page, durante su intervención tras el acto de inauguración de las obras en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Tresjuncos (Cuenca), ha alertado que "sería muy negativo" para la sociedad olvidarse "en cuanto llueve" de que el país tiene "un problema estructural con el agua" y ha considerado "bastante ofensivo" ver a "regantes y autoridades que están esperando que caigan cuatro gotas en la cabecera del Tajo para llevárselas".

El presidente regional ha asegurado que entiende "que se necesita mantener miles de regadíos ilegales y las necesidades de agua en una parte de España", pero ha insistido en que "después de las lluvias vendrán los tiempos en los que deje de llover y seguiremos teniendo problemas".

DESALADORAS

Además, se ha dirigido a "los que claman por un agua regalada y que vale más en Sacedón que cuando llega a Lorca", recordándoles que "hay una desaladora en Carboneras que está parada y que sólo su funcionamiento haría innecesario el trasvase".

Por ello, ha pedido que los territorios que cuentan con desaladoras sean "solidarios con los que no las tienen y necesitan el agua de lluvia".

Asimismo, se ha mostrado de nuevo partidario de que se haga "un gran pacto por el agua en España", pero haciendo hincapié en que ese acuerdo "incorpore una nueva mentalidad de conservación y racionalización en el uso del agua".