La salida a la A-4, clave para Velázquez en lo que resta de legislatura en Seseña

Publicado 26/05/2018 11:29:33CET

TOLEDO, 26 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Seseña, Carlos Velázquez, ha mostrado como objetivo en el año que queda de mandato el hecho de que El Quiñón cuente con una salida directa a la Autovía A-4. El trazado de la salida transcurre íntegramente por el término municipal de Ciempozuelos y este es el condicionante fundamental que explica que no se haya podido construir todavía.

En la pasada legislatura se realizaron las gestiones necesarias con el Ministerio de Fomento, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid para conseguir la documentación legal y las autorizaciones previas necesarias para comenzar su ejecución: la conformidad del Ministerio de Fomento para conectar con la Autovía, los informes favorables de medio ambiente de la Comunidad de Madrid, el proyecto del trazado y el estudio de tráfico oportuno.

Desde el inicio de la legislatura, en 2015, todos los grupos políticos de la corporación fueron de la mano en las gestiones con el Ayuntamiento de Ciempozuelos para alcanzar un acuerdo viable.

El resultado de este trabajo fue la redacción de un convenio de colaboración entre ambos ayuntamientos que era solución a todos los aspectos necesarios para la ejecución del acceso y que era beneficioso para ambos municipios, porque además de facilitar la salida de los vecinos de El Quiñón permitía el desarrollo de un nuevo sector industrial de Ciempozuelos, con la creación de oportunidades de empleo en esa localidad.

"Desde el Ayuntamiento de Seseña ya hemos hecho todo lo que está en nuestra mano para que la salida sea posible. Durante el año 2017 hemos mantenido conversaciones para que el Ayuntamiento de Ciempozuelos aprobara en su pleno el convenio para la ejecución del vial", argumenta el alcalde, quien añade que un convenio que es la garantía de ejecución del vial, ya que establece de manera concreta qué hay que hacer, quién tiene que hacerlo, en qué plazos y también recoge que será el Ayuntamiento de Seseña quien afronta el pago de la infraestructura.

"Ahora nos encontramos en una situación de bloqueo de las conversaciones y de estancamiento por parte de Ciempozuelos. Pero en el Ayuntamiento de Seseña no nos hemos quedado parados y estamos trabajando en otras alternativas para garantizar un acceso adecuado a El Quiñón", añade el alcalde.

Según el alcalde, la gestión eficaz de los recursos públicos es uno de los principales logros. "Seseña es, posiblemente, el municipio con los impuestos más bajos de España. La presión fiscal media por cada vivienda es de 821 euros, 300 euros menos al año que en las localidades de igual tamaño y 350 euros menos que el conjunto de España".

El IBI, el impuesto municipal más importante, "se ha reducido hasta el mínimo legal". "También hemos creado bonificaciones fiscales progresivas en el impuesto sobre construcciones y obras para las empresas que se instalan en Seseña en función del número de empleos que van a crear".

Además, el Ayuntamiento cuenta con una situación económica saneada. "Tenemos deuda cero, esto significa que los habitantes de Seseña no deben ni un solo euro a los bancos. Por eso el futuro de Seseña, a diferencia de lo que ocurre en la mayor parte de municipios, no está condicionado y puede destinar sus recursos a seguir mejorando como ciudad".

Como más mejoras, añade Velázquez, "hemos cambiado la imagen del municipio". "Ahora Seseña es un municipio atractivo, al que la gente quiere venir a vivir para formar una familia, como demuestra el incremento de empadronados año tras año. Por eso se ha convertido en uno de los municipios más jóvenes y con más futuro de España".

"Estamos satisfechos de haber logrado que El Quiñón, que era el símbolo de ciudad fantasma, sea hoy un ejemplo de calidad de vida, con alrededor de 10.000 habitantes. Gracias a la recepción de la urbanización, la prestación de servicios municipales y las inversiones que se están realizando se ha convertido en un barrio lleno de vida", asegura el alcalde.

Una ciudad con un proyecto de futuro. "Seseña ha reorientado su modelo de desarrollo* apostando por el "crecimiento sostenible e integrado".

La generación de oportunidades para la instalación de nuevas empresas y la creación de empleo son una prioridad para el Gobierno municipal. Por eso, el nuevo Plan de Ordenación Municipal ha corregido el desequilibrio que existía en Seseña en el pasado por el exceso de desarrollos residenciales en detrimento de los industriales, y se ha generado suelo para la creación de uno de los polígonos industriales más grandes de España.

"Nuestro proyecto de ciudad, serio y responsable, ha sido avalado por Europa con una subvención de cinco millones de euros de fondos europeos para nuestra Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI). Es la primera vez en su historia que Seseña consigue una subvención de estas características, que se invertirá en todos los barrios del municipio", agrega.

De esta forma, "comenzamos un futuro ilusionante para Seseña y que va a permitir a nuestra ciudad hacer frente a los retos a los que vamos a enfrentarnos en los próximos años: lograr un crecimiento sostenible y hacer de Seseña una ciudad integradora, amable, acogedora y responsable".

El objetivo de este proyecto es "dar continuidad a las iniciativas de desarrollo urbano sostenible que ya hemos emprendido, facilitando la movilidad sostenible, la cohesión de todos los barrios, la integración social y la generación de un modelo de ciudad coherente y responsable, que rompe definitivamente con* los planteamientos excesivos del pasado.

El carril bici, la construcción de un centro cultural y social en El Quiñón, la rehabilitación del antiguo albergue en Seseña Nuevo, son algunas de la iniciativas que vamos a ejecutar dentro de este proyecto y que ya están en marcha.

Contador