Se inaugura mañana en Valladolid la muestra 'Miguel Delibes. Cinco horas con Mario. Cincuenta años de historia'

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Se inaugura mañana en Valladolid la muestra 'Miguel Delibes. Cinco horas con Mario. Cincuenta años de historia'

Miguel Delibes.
AYUNT. DE VALLADOLID.
Publicado 30/11/2016 10:22:27CET

VALLADOLID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sala Municipal de Exposiciones de la Casa Revilla presenta este jueves la exposición 'Miguel Delibes. Cinco horas con Mario. Cincuenta años de historia', producida por la Fundacion Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid y la Fundacion que lleva el nombre del escritor y periodista.

La muestra comisariada por Amparo Medina-Bocos supone un recorrido por la historia de cincuenta años de esta novela que a muchos les recordará una época de sus vidas y a los más jóvenes les permitirá acercarse a un mundo quizá para ellos desconocido, aunque no tan lejano en el tiempo.

El 7 de mayo de 1966, en una carta dirigida a su editor, Josep Vergés, Miguel Delibes incluye, como de pasada, estas dos líneas: "Estoy terminando mi nueva novela Cinco horas con Mario. Creo que podré mandártela el mes que viene".

Tenía entonces Miguel Delibes 45, casi los mismos que Mario, y era ésta la novena novela que enviaba a Vergés. Aunque la idea era que el libro hubiera estado listo en diciembre, antes de Navidad, los primeros ejemplares de la obra salieron de la Editorial Destino el 3 de enero de 1967.

Así pues, se cumplen ahora cincuenta años de la llegada a las librerías de la que habría de convertirse en la novela "urbana" más representativa de su autor y también en una de las más leídas.

Lo que se cuenta en Cinco horas con Mario sucede también en 1966, justamente en el momento en que Miguel Delibes está redactando la obra.
Carmen Sotillo, una mujer perteneciente a la burguesía media provinciana, pasa la noche velando el cadáver de su marido mientras recuerda lo que ha sido su vida junto a él.

Durante cinco horas, la joven viuda entabla un diálogo sin respuesta con el marido muerto, un monólogo reiterativo que es a la vez un memorial de agravios y la confesión de lo que apenas llegó a ser una infidelidad por la que acaba pidiendo casi a gritos un perdón ya imposible.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies