Los senadores del PP de Ávila presentan preguntas ante "la vergonzosa política ferroviaria del Gobierno Zapatero"

Actualizado 24/02/2009 14:30:49 CET

ÁVILA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los senadores del Partido Popular por Ávila han registrado una batería de iniciativas parlamentarias para que el Gobierno explique "urgentemente" y en sede parlamentaria la situación real "del calamitoso servicio ferroviario" que Renfe presta en la provincia de Ávila, en las conexiones con Valladolid, Salamanca y Madrid.

En un comunicado, el presidente del PP y senador Antolín Sanz, aseguró que no pararán "hasta que se acabe la vergonzosa política ferroviaria del Gobierno Zapatero".

Los senadores populares, que mostraron su solidaridad con el contenido de un comunicado de un grupo de usuarios en el que denuncian "condiciones infrahumanas del servicio de trenes en la provincia de Ávila", las temperaturas medias de los trenes en pleno invierno, la incomodidad de los asientos, la evidente antigüedad de los trenes y las continuas averías han convertido en una "auténtica odisea" los trayectos que muchos abulenses realizan, "algunos a diario", a localidades como Valladolid o Salamanca, donde trabajan muchos ciudadanos de la provincia.

Por ello, Sanz urgió al Gobierno y al Ministerio de Fomento a que den, "cuanto antes, las explicaciones necesarias, incluido por qué motivo no se ha respondido a ninguna de las quejas que por escrito han realizado numerosos usuarios".

En sus iniciativas parlamentarias, los senadores del PP por Ávila se interesan, entre otras cuestiones, por la situación real de los trenes, los vagones y los servicios; el año de construcción de los distintos convoyes que prestan servicio; el lugar de procedencia de las máquinas y vagones y "si, tal y como muchos ciudadanos creen, los trenes de Ávila se usaron antes en País Vasco y Cataluña".

Según Sanz, el "caos" de los servicios ferroviarios se une a la exclusión de Ávila de la alta velocidad, al cierre de estaciones y al gravísimo incumplimiento de la implantación de las cercanías. "Estamos ante un agravio ferroviario en toda regla a una provincia en la que Zapatero no cree y que depende mucho de este transporte", señaló el presidente del PP.

"Llevamos cinco años sin inversiones del Gobierno en nuestros ferrocarriles, de eliminación de proyectos que eran una realidad y de supresión de servicios, cinco años de no escuchar a los usuarios ni atender a los ciudadanos, que, como demuestra el movimiento ciudadano de la "Plataforma del Tren", sí se preocupan por estos temas, aunque el PSOE no lo crea", concluyó Sanz.