Siro consigue su objetivo de vertido cero en todas sus fábricas y logra un ahorro de 3 millones de euros

Fábrica de Aguilar de Campoo 20-3-2018
GRUPO SIRO
Publicado 20/03/2018 14:00:09CET

VALLADOLID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

Siro ha conseguido su objetivo de vertido cero en todas las fábricas del Grupo lo que significa que todos los residuos generados por su actividad productiva son revalorizados y reciclados, lo que supone más de tres millones de euros de ahorro para la galleteta.

Actualmente, Grupo Siro cuenta con 12 fábricas ubicadas en las Comunidades Autónomas de Castilla y León, Comunidad Valenciana y Andalucía.

Este hecho ha sido posible gracias a la colaboración con Tuero, partner de Grupo Siro en temas de Medio Ambiente, a través del cual ha conseguido revalorizar sus subproductos de alimentación, reciclar los envases, embalajes y aceites o el compostaje de los lodos de depuradoras, según ha informado fuentes de la compañía.

Al mismo tiempo, Grupo Siro ha conseguido reducir a la mitad su huella de carbono por kilo producido desde el año 2015, gracias a su apuesta por las energías renovables a través de su proveedor de servicios EDP y otras medidas de ahorro energético como la implantación de LEDs, sensores de movimiento, la optimización de motores, entre otras.

En palabras del presidente del grupo, Juan Manuel González Serna, Siro se ha convertido en una de las primeras Compañías en España en lograr el vertido cero en todas sus plantas y ha "demostrado una vez más que el compromiso social puede ser rentable" por lo que se ha compromito "a seguir profundizando en conocer y apostar por la economía circular".

Así, Grupo Siro continuará avanzando en todos los temas de Economía Circular en el corto plazo con la reciente apuesta por un proyecto de biogás, y profundizando en la reducción de su huella hídrica para lo que ha instalado un sistema de medición propio el pasado ejercicio.

El Plan de Sostenibilidad de Grupo Siro, contemplaba que todas sus plantas fuesen vertedero cero para 2020 y la reducción de entre un 15 y 20 por ciento de su huella de carbono en 2030, pero ha conseguido ambos objetivos antes de lo previsto, demostrando su compromiso con los entornos en los que opera.