Pisarello asegura que el Mercat de Sant Antoni será un referente para Barcelona y Europa

Agustí Colom y Gerardo Pisarello
EUROPA PRESS
Publicado 23/05/2018 13:43:43CET

   BARCELONA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

   El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha celebrado este miércoles que el Mercat de Sant Antoni haya reabierto sus puertas en su ubicación original: "Es un mercado fundamental para la vida social de barrio, que será referencia para Barcelona y Europa".

   En declaraciones a la prensa, ha felicitado a paradistas, comerciantes, y a todas las personas que han participado en la renovación del mercado, al que ha calificado como joya arquitectónica, y ha destacado que se ha ganado un nuevo espacio público para vecinos y peatones.

   "Nuestro objetivo es que no se despersonalice el barrio. Hemos impulsado un plan de usos para que el comercio de toda la vida se quede en el barrio, igual que sus vecinos", y ha pedido al Gobierno central regular los alquileres abusivos y ampliar la duración de los contratos.

   El concejal de Comercio y Mercados, Agustí Colom, ha afirmado que a las 8.00 horas han abierto 49 paradas de productos frescos de la 52 existentes: "El mercado de fresco está en marcha y todo ha funcionado con la normalidad que tocaba", ha dicho el edil, que ha asegurado que el mercado atraerá clientes de toda la ciudad.

   La superficie total construida del nuevo mercado es de 53.388 metros cuadrados distribuidos en cinco niveles, cuatro de los cuales han sido excavados para espacios de almacén, logística, servicios y aparcamientos, y cuenta con un total de 235 establecimientos: 52 de productos frescos, 105 de encantes y 78 del dominical de libros.

   El Mercat de Sant Antoni también tiene un supermercado, un gimnasio --que abrirá en otoño--, un espacio vecinal, oficinas para el personal del mercado, y otro de tipo museístico romano, que se acabará de desarrollar en una fase próxima: "Estamos a punto después de nueve años de obras y 80 millones de euros invertidos".

Barcelona Economies



A LA XARXA