La dieta mediterránea reduce un 30% la incidencia de enfermedades cardiovasculares

 El Presidente Del Congreso De La Dieta Mediterránea, Ramón Estruch
EUROPA PRESS
Publicado 27/04/2016 13:13:36CET

Tiene el mismo efecto que un fármaco, pero sin efectos secundarios para la salud

L'HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA), 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La dieta mediterránea reduce un 30% la incidencia de enfermedades cardiovascualres, además de tener efectos positivos en la prevención de otras patologías, como las enfermedades neurodegenerativas, el cáncer o el alzheimer.

"La dieta mediterránea tiene un efecto similar al de un fármaco, pero con la diferencia de que no tiene efectos secundarios sobre la salud humana", ha destacado el presidente del XI Congreso de la Dieta Mediterránea, Ramón Estruch, en la sesión inaugural de la jornada que se ha celebrado este miércoles en el marco de la feria Alimentaria de Fira de Barcelona.

Ha defendido que la dieta mediterránea tiene un "factor protector" para la salud humana, y representa un estilo de vida en su conjunto: alimentación, cultura, sociedad y gastronomía.

La Fundación Dieta Mediterránea, fundada en 1996 y que este año celebra su 20 aniversario, ha sido clave para divulgar los beneficios de este patrón, declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

También han participado en la sesión inaugural el presidente de Fira de Barcelona y de Alimentaria, Josep Lluís Bonet; la consellera de Agricultura de la Generalitat, Meritxell Serret, y el director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Fernando Burgaz, que ha sustituido a la ministra, Isabel García-Tejerina, que no ha podido acudir al acto.

Bonet ha destacado que los consumidores piden avanzar hacia una alimentación más saludable, "y la industria hace tiempo que lo ha aceptado", como refleja Alimentaria, donde gran parte de los expositores presentan este año productos sin aditivos, alérgenos y conservantes, adecuados para personas con alergias alimentarias.

TURISMO GASTRONÓMICO COMO NEGOCIO

Burgaz ha sostenido que los productos agroalimentarios españoles "cada vez ocupan puestos más importantes en los mercados mundiales", y ya que las exportaciones de productos agroalimentarios se situaron en 44.000 millones de euros en 2015, un récord al que se sumó una cifra jamás conseguida, y es que la balanza comercial superó los 10.000 millones de euros.

Asimismo, ha puesto el acento en el turismo gastronómico, y es que ocho millones de los 68 millones de turistas que visitaron España el año pasado lo hicieron para catar los productos y sabores del país.

Finalmente, la consellera Serret ha incidido en la capacidad de proyección internacional de los productos catalanes y sobre el poder de los alimentos sobre la salud humana: "Lo que comemos cada día afecta a nuestra salud física y emocional".