Barcelona redactará un informe para determinar responsabilidades en los retrasos y sobrecostes de Glòries

 

Barcelona redactará un informe para determinar responsabilidades en los retrasos y sobrecostes de Glòries

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona
EUROPA PRESS
Publicado 28/04/2017 15:28:45CET

La oposición rechaza rescindir el contrato de las obras en el pleno

BARCELONA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El pleno municipal del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este viernes una proposición de Cs para redactar un informe en el plazo de un mes que determine las responsabilidades por la adjudicación del proyecto del túnel vial de la plaza de las Glòries, además de impulsar un plan de modernización de Barcelona d'Infraestructures Municipals (Bimsa).

La proposición, que ha recibido el apoyo del grupo municipal Demòcrata, ERC y PP; el voto en contra de la CUP, y las abstenciones del Gobierno municipal --BComú y PSC-- y del concejal no adscrito, Gerard Ardanuy, también pide incluir un plan de urgencia para mejorar la movilidad en la plaza hasta la finalización de las obras.

El texto se ha aprobado en un debate conjunto con las proposiciones también presentadas por el grupo Demòcrata, PP y ERC, en las que pedían parar la resolución del contrato por parte de Bimsa con la unión temporal de empresas (UTE) Túnel Glòries, y que se han aprobado con los votos a favor del grupo Demòcrata, Cs, ERC y PP; los votos en contra de BComú, PSC y la CUP, y la abstención del concejal no adscrito.

La teniente alcalde de Urbanismo, Ecología y Movilidad, Janet Sanz, ha asegurado que el Ayuntamiento ha estudiado todas las opciones: "No queremos que las Glòries se convierta en una Sagrera dos", y ha criticado que ningún grupo ha ofrecido una alternativa a la resolución del contrato que ha impulsado Bimsa.

"Recibimos un proyecto equivocado y la decisión errónea de no escuchar a los técnicos", ha lamentado Daniel Mòdol (PSC), que ha insistido en que todos los grupos municipales saben que existen motivos de eficiencia para detener las obras y que continuar supondría perder el control de la situación, según él.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

El portavoz del grupo municipal Demòcrata, Joaquim Forn, ha lamentado que el Gobierno municipal ha optado por "la opción rápida", a través de la rescisión de la obra y el abandono de la construcción de los túneles, y ha preguntado a Sanz si ha intentado negociar con la Ute para continuar la obras.

La líder de Cs en Barcelona, Carina Mejías, ha responsabilizado a Sanz de no haber velado por que la ejecución de las obras se realizara con la debida diligencia: "Algunos por no enterarse, hasta dimiten", ha insinuado la concejal, quien ha reclamado que se abra una comisión de investigación sobre este tema.

Alfred Bosch (ERC) ha insistido en que no es inteligente detener las obras cuando se quiere convertir a la Torre Glòries en la nueva sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés): "Acabarán pagando justos por pecadores", ya que ha advertido que las empresas podrán querellas al Ayuntamiento por la rescisión del contrato.

"Puede ser que la nueva licitación la ganen empresas relacionadas con el caso del 3%", ha alertado, y ha dicho que si el Gobierno municipal tienen indicios sobre irregularidades debería llevar el caso a Fiscalía o a los juzgados, y también ha dicho que se debería impulsar una consulta para saber si los vecinos apoyan el paro de las obras.

El presidente del PP de Barcelona, Alberto Fernández, ha reprochado al Gobierno municipal que haya primado su ideología y no la gestión de las obras: "Nunca han creído en el proyecto de Glòries", y ha criticado que el Ayuntamiento haya tardado tanto en intervenir porque la ejecución de las obras ha sido íntegramente del Ejecutivo actual, según él.

CUP

Maria José Lecha (CUP) ha criticado que el grupo Demòcrata haya hecho una "defensa a ultranza" de la UTE: "Algunos actúan de portavoces de los intereses de las empresas", y ha confesado que le ha sorprendido las críticas de ERC a la resolución del contrato, y ha afeado que le importen más las consecuencias que tenga sobre la candidatura de la ciudad a la EMA que la afectación en la vida de los vecinos.

Según el concejal no adscrito, Gerard Ardanuy, el trabajo realizado por la UTE fue correcto y con solvencia técnica aunque con desvío de plazos, y ha abogado por volver a licitar la obra y resolver el contrato actual de forma consensuada con el contratista: "No puede llegar a judicializarse y empantanarse".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies