El cardiólogo de Carme Chacón la recuerda como "muy vitalista y fuerte psíquicamente"

Carme Chacón (PSC)
EUROPA PRESS
Publicado 10/04/2017 18:51:11CET

   BARCELONA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El cardiólogo que atendía a la exministra de Defensa Carme Chacón, Màrius Petit, la ha recordado este lunes como una mujer "muy vitalista y fuerte psíquicamente", después de que falleciera este domingo a los 46 años por una cardiopatía congénita.

   En declaraciones a Europa Press, Petit --médico y exjefe del Servicio de Cardiología del Centre Cardiovascular Sant Jordi de Barcelona-- ha dicho que la muerte de Chacón es "una tragedia y una sorpresa, aunque era una posibilidad y ella lo sabía".

   "Muchas veces esta enfermedad hace que uno se retire de la vida social, pero ella tenía una energía muy fuerte que todos hemos visto por su biografía", ha explicado Petit, que trataba a la socialista desde los tres años de edad, aunque últimamente la atendía menos.

   Ha precisado que la cardiopatía congénita que sufría Chacón es "muy poco frecuente" y no tiene tratamiento ni opción de operación quirúrgica, con lo que la terapia consistía en estar expectante e intervenir si aparecía alguna complicación.

   "Lo que ha pasado es que la primera complicación ha sido la muerte", ha lamentado el cardiólogo al añadir que ha vivido una vida muy autónoma con mucha satisfacción: fue una buena jugadora de baloncesto y pudo ser madre, aceptando el riesgo de un embarazo.

   Chacón bautizó a Màrius Petit como su 'ángel de la guarda': "Sí que lo decía y en muchas cosas a lo mejor sí que ayudé en muchos momentos", ha recordado el doctor, al explicar que su enfermedad es muy estrambótica y la gravedad depende de las complicaciones asociadas.

UN CORAZÓN "MAL CONFIGURADO"

   Según el cardiólogo, Chacón sufría una "discordancia aurículo-ventricular", una anomalía congénita que consiste en que las aurículas izquierda y derecha del corazón no conectan con el ventrículo correspondiente, lo que ella definió como 'corazón al revés'.

   Estos "corazones mal configurados" tienen, a menudo, unas anomalías asociadas que pueden o no dar síntomas, de manera que hay bebés que no tiran adelante y otras personas que son diagnosticadas ya de ancianas, ha ejemplificado el médico.

   En el caso de Carme Chacón, estas anomalías asociadas se concretaban en que tenía problemas en las válvulas y eléctricos, lo que causaba que el corazón le latiera más lento de lo normal, a 35 pulsaciones por minuto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies