Un centro de fauna de Lleida trata con laserterapia pájaros heridos en instalaciones eléctricas

Tratamiento de laserterapia en un pájaro
ENDESA
Publicado 10/05/2017 15:35:49CET

   La máquina ha sido cedida por Endesa a la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad

   LLEIDA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

   Los técnicos del Centro de Fauna Salvaje Vallcalent de Lleida están tratando a un cernícalo herido en una instalación eléctrica de la comarca gerundense del Alt Empordà con una nueva técnica de laserterapia que facilita la recuperación de las aves.

   El aparato, que ha sido adquirido y cedido por Endesa a la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, permitirá curar y reintroducir pájaros que hayan sufrido un accidente eléctrico, ha informado la compañía este miércoles en un comunicado.

   La nueva técnica permite mejorar el riego sanguíneo del área afectada y consigue reactivar el metabolismo celular, además de ser indolora, tener un efecto analgésico y antiinflamatorio, lo que hace posible la recuperación de los animales que sin este tratamiento verían muy reducidas las opciones de regresar a su entorno.

   Una vez un ave llega a uno de los seis centros de fauna salvaje (CFS) repartidos en el territorio catalán y es diagnosticado por los veterinarios con la prescripción de uso del láser, el pájaro es trasladado al CFS de Vallcalent, donde se encuentra el aparato y personal formado para usarlo.

   Les sesiones necesarias dependen del grado de afectación y la evolución de cada animal hasta su recuperación y, una vez el pájaro se recupera de las heridas y tiene fuerzas para volver a volar, se procede a su liberación.

   El cernícalo que está tratando ahora el centro leridano tiene buen pronóstico por lo que los técnicos confían en que pueda volver a su entorno natural, los Aiguamolls del Empordà, próximamente.

   Endesa quiere dar una segunda oportunidad a las aves que accidentalmente tropiezan con líneas o torre eléctricas y resultan heridas y realiza numerosas actuaciones para evitar al máximo este tipo de accidentes, dejando una distancia suficiente entre el soporte y el cable que permita a las aves ponerse sin peligro en las nuevas líneas o colocando en las existentes elementos disuasorios como espantapájaros o aisladores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies