Desarticulado un grupo de compradores de pornografía infantil por Internet y correo

Desarticulado un grupo de compradores de pornografía infantil
GUARDIA CIVIL
Publicado 20/06/2018 10:34:20CET

   BARCELONA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Agentes del Departamento de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y de la Unidad Central de Delitos Informáticos de los Mossos d'Esquadra han llevado a cabo una operación contra presuntos compradores de pornografía infantil a través de Internet y correo postal con 12 detenidos y 31 investigados.

   Según han informado ambos cuerpos policiales en un comunicado, esta investigación parte de la desarticulación en 2016 de un grupo criminal, durante la operación Trinity, en la que se detuvo a un total de siete personas por múltiples delitos de abuso sexual a menores, producción y distribución de pornografía infantil.

   Los investigadores de Guardia Civil y los Mossos empezaron a tirar del hilo de todo el material incautado a esta red de pedofília que tenía 28 dominios en la red donde distribuía 12 terabytes de información, más de un millón de fotografías y vídeos de pornografía infantil y más de 1.000 DVD.

   En esta operación se comprobó que el material lo producía el propio grupo criminal mediante la captación y explotación de menores en situación de marginalidad en Barcelona, Tortosa (Tarragona), Valencia y Marruecos, constatándose unas 80 víctimas.

   Toda la información recabada en esta operación se analizó por parte de los investigadores, detectándose las vías usadas por la red para distribuir la pornografía infantil, como portales web y correo postal, localizándose a 54 compradores en todo el Estado y en otros países, por lo que se activó la operación Ebisú.

   Esta operación, que ha durado diez meses, ha comportado 20 registros de la Guardia Civil y cinco por parte de los Mossos, con 12 detenidos --tres en Catalunya-- y 31 investigados --nueve en Catalunya) por presuntos delitos para la corrupción de menores, como el acceso y posesión de pornografía infantil.

DOCENTES IMPLICADOS

   En la provincia de Málaga, uno de los investigados es un profesor de instituto, que presuntamente se valía de su autoridad ante los niños para realizar acercamientos con finalidad sexual, y en Cantabria, uno de los implicados trabajaba en una escuela infantil donde supuestamente hacía fotografías pedófilas a los niños y les robaba la ropa interior.

   En Catalunya se descubrió una librería que había mantenido relaciones comerciales con la empresa del grupo criminal y pudo gestionar más de mil pedidos de este material.

   En Ciudad Real detectaron que uno de los investigados presuntamente había producido material pedófilo junto a otra persona que también fue detenida por producción de pornografía infantil.

   Asimismo, la organización efectuó a nivel internacional más de 900 operaciones comerciales con más de 550 usuarios de 44 países, una actividad que ya está en manos de las Oficinas de coordinación nacional de Interpol de los países afectados.

RED INVESTIGADA

   En la operación en 2016 se detuvo a siete personas por múltiples delitos de abusos sexuales a menores, producción y distribución de pornografía infantil, tras detectar una situación de riesgo por parte de la Dirección General de Atención a la infancia y la adolescencia (Dgaia) en un Centro residencial de acción educativa de Tortosa.

   Se descubrió que en un piso de Tortosa se estaba elaborando material de pornografía infantil desde 2008, y tenía preparado para la distribución 1.500 DVD y un catálogo de 2.000 título, y en ese momento se detuvo a tres personas que ingresaron en prisión.

   En la operación Trinity se constató que parte de las imágenes habían sido producidas en viajes realizados entre los años 2000 y 2015 a Sri Lanka, Túnez, Camboya, Laos, Tailandia, Singapur, República Checa, Kenia, Francia, Java y Bali, y el estudio patrimonial realizado demostró que sólo en tres años el líder del grupo recibió más de 80.000 euros.

   En el barrio de El Cabanyal, en Valencia, se logró identificar a 14 víctimas debido a que la situación económica de muchas familias de esta zona la convirtió en el objetivo del grupo criminal a la hora de captar a menores para sus prácticas, ha detallado la Guardia Civil.