Dos de cada tres alumnos catalanes de 4º de ESO tienen un nivel de inglés B1 o superior

El pte.Del Consell Superior d'Avaluació de Catalunya, Joan Mateo
EUROPA PRESS
Publicado 22/03/2018 14:52:55CET

   El Consell Superior d'Avaluació recomienda situar en el 75% el objetivo en cuatro años

   BARCELONA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Dos de cada tres alumnos catalanes de cuarto de ESO, un 65,9%, tienen un conocimiento de inglés de nivel B1 o superior, según una prueba externa Aptis realizada por el British Council en noviembre del año pasado a 1.416 escolares de 51 centros --los mismos que realizaron las pruebas PISA de 2015--.

   En rueda de prensa, el presidente del Consell Superior d'Avaluació de Catalunya --que encargó la prueba--, Joan Mateo, ha destacado que este resultado supera en 15 puntos el objetivo que se había fijado la Conselleria de Enseñanza de la Generalitat para 2018 y el de la Unión Europea para 2020, que sitúa en el 50% de jóvenes de 15 años sean capaces de mantener una conversación simple, que cuenten con el B1 en Marco Europeo Común de Referencia.

   Según los resultados de esta prueba externa en 51 centros --29 públicos y 22 privados--, que incluía comprensión oral, comprensión escrita, expresión escrita y expresión oral, el 7,5% de los alumnos que realizaron la prueba tiene un nivel A0 o A1, un 24,7% posee el A2, un 36% el B1 y el 29,9% el B2 o C.

   Estos resultados, ha dicho Mateo, son similares a los obtenidos en las pruebas de cuarto de ESO de 2018 --realizadas en Catalunya hace un mes-- que ha calificado de "más exigente" que la del British Council, en las que un 13,7% obtuvo un nivel A0 o A1, un 19,8% un A2, un 39,7% un B1 y un 26,8% un B2 o C -la suma de B1 o más es del 66,5%--.

   Un 62,1% de los alumnos que han realizado la prueba Aptis del British Council realiza actividades extraescolares en inglés, y de éstos más de la mitad reciben clases en una academia de idiomas y un 41,8% clases con un profesor particular, y el mayor contacto con la lengua inglesa es a través de la música.

   Mateo ha destacado que más de la mitad de los alumnos comenzaron a aprender inglés antes de los seis años, y que casi la mitad (48,3%) cursa asignaturas no lingüísticas en inglés, evidenciando cambios de tendencia.

REVISIÓN DE OBJETIVOS

   Ante estos resultados "positivos" en la competencia de inglés, el presidente del Consell Superior d'Avaluació del Sistema Educatiu ha propuesto revisar los objetivos de conocimiento y elevar para la próxima legislatura al 75% el porcentaje de alumnos que al acabar la ESO tenga un nivel B1 o superior en inglés.

   "Es un objetivo realista", ha dicho Mateo, quien ha dicho que es en el apartado del 'speaking' y el 'writing' donde queda más camino a recorrer, y ha recordado que las universidades catalanas exigirán el B2 a la hora de finalizar el grado.

   El presidente del Consell Superior d'Avaluació también ha dicho que quieren ajustar las pruebas de cuarto de ESO para introducir la expresión oral ('speaking') y ya se ha comenzado a crear una comisión para ello: "Estaría encantado de hacerlo el curso que viene", ha dicho, pero ha advertido de la dificultad del componente logístico y la corrección.