Empleados de gestión de residuos de Barcelona harán huelga el lunes para exigir más seguridad

Maria José Lecha (CUP) con empleados de Siresa
EUROPA PRESS
Publicado 20/04/2017 15:08:21CET

Contabilizan 30 incidencias en puntos verdes en 2016 por personas que querían llevarse objetos

BARCELONA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Trabajadores de la empresa pública de gestión de residuos Solucions Integrals per als Residus (Siresa) han convocado huelga el lunes para exigir al Ayuntamiento y al Área Metropoltiana de Barcelona (AMB) mejores condiciones laborales, transparencia y seguridad en los puntos verdes y de recogida de residuos en los que trabajan.

"Entre los principales motivos de desacuerdo que enfrentan la plantilla de dirección, hay numerosas incidencias por amenazas, agresiones y robos sufrido por el personal" de los puntos verdes, ha explicado este jueves el secretario del comité de empresa, Joan Pérez, en rueda de prensa junto a Maria José Lecha (CUP) y otros trabajadores de la empresa, que cuenta con unos 150 en total.

La empresa, participada al 100% por la pública Tractament i Selecció de Residus (Tersa) --de Barcelona de Serveis Municipals (B:SM) y el AMB--, registró durante 2016 un total de 30 incidencias, según relató este miércoles en comisión el comisionado de Ecología, Frederic Ximeno, y Pérez ha detallado que la mayoría se produjeron cuando ciudadanos se acercaron a los puntos verdes a intentar llevarse algún objeto.

Pérez ha asegurado que, ante estas amenazas e incidencias, la empresa no ha ofrecido apoyo jurídico a los trabajadores, y que instaló cámaras de seguridad que, "lejos de usarse para defender a los trabajadores, han servido para intentar justificar el despido de dos miembros de la plantilla", acusándoles de consentir que algún ciudadano se llevara algún objeto.

El abogado del Col·lectiu Ronda Manuel Sánchez ha criticado que se use este argumento cuando, si una persona se acerca a un punto verde con la intención de llevarse algo, el trabajador se encuentra en una situación en la que "si se lo impide le pueden agredir, y si no lo hace le puede agredir la empresa" despidiéndole.

La plantilla protestará también por la "decisión injustificada" de dejar de prestar el servicio de recogida de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos y de no presentarse a concursos de gestión en diversos municipios metropolitanos, según un manifiesto de los trabajadores, que asegura que esta práctica puede poner en peligro la viabilidad de la empresa y de los puestos de trabajo.

Además, aseguran que diversos cargos de Siresa se han decidido con procesos de contratación que no han cumplido con los criterios de mérito que deben regirlos en el ámbito público, y critican la "falta de voluntad negociadora de la dirección para acordar un nuevo convenio" colectivo.

APOYO DE LA CUP

Lecha ha expresado el apoyo de la CUP a estos trabajadores y ha sostenido que, "cuando una plantilla convoca una huelga, significa que está al límite de lo que puede aguantar en un proceso de negociación", y ha exigido a la empresa transparencia y que participe en concursos para gestionar puntos verdes metropolitanos.

Ha exigido que las condiciones de los trabajadores les permitan compaginar la vida familiar y laboral y que garanticen la "seguridad física del trabajador", y ha defendido que, para avanzar hacia una Barcelona y una Catalunya ecológicas y sostenibles con más reciclaje, los trabajadores del sector deben tener unas condiciones dignas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies