El Gobierno de Colau pide apoyo para unir el tranvía y las dudas se centran en el modelo de gestión

Reunión en el Ayuntamiento con la plataforma Unim els Tramvies
AYTO.BARCELONA
Publicado 12/02/2018 20:46:39CET

BARCELONA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

La teniente de alcalde de Barcelona Janet Sanz ha pedido este lunes consenso de los grupos para conectar las dos redes de tranvía por la avenida Diagonal tras reunirse con entidades de la plataforma Unim els Tramvies, que han constatado después de encuentros con grupos municipales que las principales dudas se centran en el modelo de gestión.

En rueda de prensa tras la reunión --en la que también ha participado la alcaldesa, Ada Colau--, Sanz ha asegurado que todo el trabajo está desarrollado para poder tomar esta decisión "cuanto antes mejor, y poder resolver este déficit histórico de estos 3,8 kilómetros de desconexión tranviaria, que facilitarían tanto la vida" a vecinos de la ciudad y su entorno, según ella.

Ha recordado que la comisión de estudio sobre la conexión en la Diagonal abordará sus conclusiones el jueves, que elaborará su presidente, el concejal no adscrito Gerard Ardanuy (Demòcrates), en base a los consensos que considere que se han alcanzado tras sus sesiones, en las que el Gobierno municipal ha presentado todos los estudios, según Sanz.

La voluntad del Gobierno de Ada Colau es lograr un consenso que haga posible empezar los trabajos para corregir esta carencia de conexión, ha resaltado Sanz, que ha garantizado que el ejecutivo municipal ha puesto desde el primer momento sobre la mesa toda la voluntad y predisposición para alcanzar un acuerdo de ciudad que lo haga posible.

POSICIÓN DE ERC

Preguntada por los medios sobre el apoyo de los grupos municipales, ha recordado que cuentan con el del PSC y que ERC llevaba parte de la conexión en el programa, pero mantiene dudas: "Que nos digan de una vez por todas si están a favor de poder conectar los tranvías", ha aseverado junto a la concejal de Movilidad, Mercedes Vidal.

Ha asegurado que nunca ha habido tanto consenso con la Generalitat y la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), y ha insistido: "Lo único que falta es la decisión política, y en concreto la de cinco concejales, que han de decidir si están a favor o no", ha dicho en referencia a ERC, aunque con su apoyo y el del PSC necesitarían otros votos a favor o abstenciones.

GESTIÓN PRIVADA ACTUAL

La miembro de la plataforma Unim els Tramvies Susanna Pasqual ha destacado que se están reuniendo con los grupos municipales, y ha señalado que las discrepancias se centran en el modelo de gestión, que podría "volver a frenar el proyecto".

Ha abogado por modificar la concesión privada actual, que vence en 2032, y que la conexión del tramo central con financiación pública podría adelantar esta fecha y avanzar en la gestión pública, tras lo que ha advertido de que "la contaminación no entiende de fronteras ni de colores políticos".