Las residencias de Barcelona que recibieron quejas defienden que cumplen con los contratos

 

Las residencias de Barcelona que recibieron quejas defienden que cumplen con los contratos

Publicado 23/06/2017 17:55:41CET

BARCELONA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las empresas adjudicatarias (UTE Ingesan-Asproseat) de cinco residencias de ancianos públicas de Barcelona que recibieron quejas de familiares han manifestado que en la ejecución del servicio cumplen los pliegos de condiciones establecidas en los contratos de gestión de las residencias, "ajustándose e incluso superando las ratios establecidos" por la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat.

En un comunicado este viernes, han defendido que no se ha producido ningún incumplimiento, como avalan las 17 inspecciones a las cinco residencias de la UTE realizadas por la Generalitat, y que concluyen que el servicio cumple con los pliegos de condiciones.

La UTE ha mantenido varias reuniones con la Conselleria --la última el pasado miércoles-- con el objetivo de buscar una solución a esta situación e incrementar el personal de atención directa, así como mejorar las instalaciones, aunque ha asegurado que hasta este viernes no ha obtenido respuesta.

Ha explicado que las propuestas técnicas de las residencias obtuvieron la mejor puntuación en tres de los cinco casos y la segunda mejor puntuación en los otros dos centros en licitaciones con un promedio de 16 entidades licitadoras.

También ha defendido que, desde el inicio de la prestación del servicio, se han establecido mecanismos de participación con los familiares de los centros, tanto desde el punto de vista formal (Consells de Participació) como mediante comisiones de trabajo orientadas a la mejora de la calidad de vida de nuestros usuarios.

MÁS RECURSOS

"Compartimos inquietudes con la Plataforma SOS Gent Gran, en el sentido de que los recursos solicitados en el pliego de condiciones pueden ser insuficientes" para atender a la actual situación, con una población envejecida y un alto nivel de dependencia.

Ha añadido que comparte con familiares, sindicatos y SOS Gent Gran que "se deben mejorar las condiciones establecidas en los pliegos": ha calculado que serían necesarios, al menos, 289.000 euros anuales más para la mejora del servicio.

Ante esta situación, las empresas han aportado 148.000 euros adicionales, que no estaban previstos en el contrato, con el objetivo de mejorar la atención.

La UTE ha manifestado su tolerancia cero hacia situaciones de maltratos, y ha afirmado que en ningún caso admite situaciones de desatención a los usuarios de sus centros, "y menos por motivos económicos".

Con la intención de mejorar el servicio, ha puesto en marcha actividades innovadoras como musicoterapia y terapias con animales, y ha añadido que, en relación a la limitación del uso de pañales, no es responsabilidad de las empresas, ya que la prescripción del número de pañales la determinan los profesionales sanitarios, con la correspondiente receta electrónica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies