Simon facturó 308 millones en 2016, un 1,3% más

 

Simon facturó 308 millones en 2016, un 1,3% más

Contador
Enchufes e interruptor Serie 100 de Simon, IoT
EUROPA PRESS
Publicado 22/02/2017 17:32:52CET

BARCELONA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La multinacional catalana de material eléctrico e iluminación Simon facturó 308 millones de euros en 2016, un 1,3% más respecto a los 304 millones del año anterior, con un impacto importante a la baja debido a los tipos de cambio, sin el cual el crecimiento hubiese sido del 6%, ha explicado este miércoles el director general de la compañía, Luis Lopezbarrena.

En un encuentro con prensa para presentar los resultados anuales, ha considerado que el impacto de los tipos de cambio de 2016 fue extraordinario, y que el comportamiento del mercado hace prever que en dos años puedan volver a situar a la compañía en niveles precrisis, rondando los 350 millones de facturación.

Simon celebró su centenario el año pasado, y su récord histórico de facturación se produjo en 2007, con 346 millones; en los últimos cinco años ha registrado un centenar de patentes, y su innovación se dirige cada vez más a la electrónica que a la electromecánica.

Un ejemplo es su Serie 100 de interruptores y enchufes inteligentes, lanzada con motivo del centenario de la firma tras cinco años de desarrollo y que permite programar acciones de encendido, apagado y regulación desde el móvil, integrando el Internet de las Cosas en la red eléctrica convencional.

"No vemos el móvil como un sustituto del interruptor sino como un configurador", ha indicado el director general, que ha abogado por una innovación que aporte diseño y tecnología con sencillez de uso.

Alrededor del 75% del negocio de Simon corresponde a material eléctrico, el 20% a iluminación exterior e interior, y el 5% restante a otras áreas como postes de recarga de vehículos eléctricos.

Por contra, tiene paralizada la división de mobiliario urbano --por la atonía en la inversión pública-- y da por zanjada la incursión en productos para la tercera edad: "Era una dinámica muy diferente a la nuestra".

China y España son los principales mercados de Simon --suponen un tercio del negocio cada uno--, aunque la firma nacida en Olot (Girona) comercializa sus productos en unos 90 países y tiene filiales propias en 18 --con fabricación para las respectivas áreas de influencia en 10 de ellos--.

El negocio en China creció un 6,5% en 2016, mientras que en España aumentó un 2,5% por el impulso del material eléctrico para reformas más que para obra nueva, y la iluminación exterior creció menos de lo previsto porque los ayuntamientos tienen paralizados muchos proyectos de eficiencia energética.

64% DE NEGOCIO EXTERIOR

El 64% del negocio viene del exterior, y el 36% corresponde a España, y no hay planes de entrar en nuevos países, sino de seguir creciendo en los actuales.

Lopezbarrena ha reconocido que mercados como Rusia, Turquía y Brasil están siendo complicados por su situación económica, aunque la compañía no prevé abandonarlos.

De hecho, Simon ha aprovechado la devaluación del rublo para invertir en una nueva nave en Rusia, por ahora logística, aunque tiene posibilidad de convertirse en productiva en el futuro, y también ha adquirido un nave en Marruecos.

La plantilla está formada por unas 3.900 personas: unas 900 en España --donde en 2016 se incorporaron una cincuentena de licenciados y algunos empleados procedentes de FP dual-- y 3.000 en el resto del mundo --la mitad en China--.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies