La UPF ofrece un curso para debatir sobre la pluralidad en los estudios de Economía

Publicado 05/06/2018 18:43:47CET

BARCELONA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Universitat Pompeu Fabra (UPF) ha ofrecido este martes un curso para debatir sobre la pluralidad en los estudios de Economía y cómo acercar sus contenidos a la realidad, más allá del modelo teórico neoclásico y las disciplinas más cuantitativas.

Lo ha coorganizado en el CCCB junto el Consorcio Universitario Internacional Menéndez Pelayo de Barcelona (CUIMPB)-Centre Ernest Lluch a través de la Cátedra Barcelona-UPF de Política Económica Local, que está financiada por el Ayuntamiento de Barcelona.

El curso 'Transformar la economía desde el aprendizaje', que se extenderá hasta el miércoles, pone el foco en que este tipo de enseñanza ha entrado en crisis junto a la economía, puesto que su colapso ha evidenciado que los contenidos que se impartían en universidades y escuelas de negocio no servían para prever y analizar cómo interactuaban los diferentes agentes económicos.

La jornada de este martes se ha centrado en la necesidad de incluir diferentes escuelas de pensamiento en los estudios de Economía, como la keynesiana, la ecologista o la feminista, y aumentar la presencia de asignaturas obligatorias de otras ciencias sociales para aproximarse más a la cotidianidad económica, mientras que la del miércoles debatirá sobre la economía del futuro.

En declaraciones a Europa Press, el director de la cátedra, David Sancho, ha explicado que una de las conclusiones del curso ha sido que esta formación se puede mejorar a través de promover la participación activa de los estudiantes con su implicación en la resolución de problemas reales y huir de las metodologías más pasivas.

"Coger un caso concreto y analizarlo, y no hacerlo al revés, en un clase magistral con muchas teorías que acaban alejando al estudiantado", ha ejemplificado Sancho.

PEORES ECONOMISTAS

Una de las ponencias ha ido de la mano de la organización de estudiantes Post Crash UPF, que reivindica la necesidad de transformar esta enseñanza, y la portavoz del colectivo, Lydia Prieto, ha remarcado que el cambio se justifica en lo alejados que están estos grados de la realidad y que esto dificulta la comprensión de lo que sucede.

"Existe un monopolio de la teoría neoclásica en los estudios de Economía: solo se explica ésta y el resto quedan al margen. Esto nos hace peores economistas porque no tenemos las herramientas para entender las limitaciones del marco teórico que nos han enseñado", ha razonado.

Ha sostenido que se debe dar más peso a disciplinas de otras ciencias sociales, como la filosofía, la antropología o la psicología, frente al actual predominio en los planes docentes de las matemáticas, la estadística, la econometría, la macroeconomía y la microeconomía.

"La economía no es una ciencia social aislada. Muchos de sus fenómenos no se pueden cuantificar y deben ser analizados de manera cualitativa. No es una ciencia pura por mucho que se quiera racionalizar", ha remarcado y ha apuntado a que el contexto social y histórico también influyen en el desarrollo de esta modalidad y que deben ser estudiados.