El Comité de Derechos Humanos denuncia en Melilla la "violencia policial a ambos lados de la valla"

Actualizado 07/07/2014 21:51:14 CET

MELILLA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Integrantes de la Campaña Estatal por el Cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIES), de la Coordinadora Estatal para la Prevención y Denuncia de la Tortura, del Grupo de Acción Comunitaria y del Observatorio del Sistema Penal y Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona han dado este lunes a conocer las conclusiones preliminares de la Comisión de Derechos Humanos que estos días ha estado en Melilla participando en el II Encuentro Frontera Sur.

   En primer lugar, la Comisión, que informa de que se ha reunido a lo largo de estos días con organizaciones locales que trabajan por la protección de los derechos humanos en la zona, ha resaltado la "violencia policial a ambos lados de la valla contra la población migrante" y, en concreto, la de las fuerzas auxiliares marroquíes contra ésta. Denuncian así el uso de "métodos de tortura y la aplicación de malos tratos" por parte de la policía marroquí.

   De las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FSE), el informe elaborado por las distintas organizaciones recoge que "en los últimos meses, se han producido situaciones de malos tratos, principalmente en el momento de dar el salto a la valla".

   En cuanto al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla, la Comisión de Derechos Humanos dice que el "hacinamiento" de la instalación hace "imposible proporcionar la asistencia social y sanitaria adecuada", lo que propia un "incremento de la tensión" entre las personas internas.

   Recogen también las conclusiones el "importante número de personas sirias" que hay en el CETI. "Estas personas no ejercen su derecho a la solicitud de salido", dice el informe de la Comisión de Derechos Humanos, que advierte además de que los módulos que han tenido que habilitarse para dar cobijo al exceso de personas internas "carecen de las condiciones mínimas de habitabilidad".

   "Denunciamos la pasividad de las autoridades en el acondicionamiento y el mantenimiento del entorno del CETI en condiciones dignas", subraya el Comité, que critica "actitudes y comportamientos intolerables por parte de algunos trabajadores de la empresa de seguridad del centro" que, según dicen las conclusiones, "profirieron insultos racistas a personas internas".

   Finalmente, y respecto a la situación de los menores extranjeros no acompañados (MENA), el Comité de Derechos Humanos, que ha estado desde el 3 al 6 de julio en Melilla, afirma haber constatado el "absoluto abandono por el cuidado y la protección de los menores no acompañados que residen" en Melilla.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies