COMUNICADO: El complejo proceso de la creación de un producto televisivo

Freepik
FREEPIK
Actualizado 09/12/2016 12:37:23 CET

Madrid, 9 de diciembre de 2016.- Cuando se visualiza un cortometraje, una serie de televisión o una película en la gran pantalla, todos los espectadores son testigos del resultado final de un largo proceso. Ahí se puede ver glamour, heroicidades, historias de amor imborrables, disparos y persecuciones y así un largo etcétera. Sin embargo, todo lo que tiene que ver con estos productos televisivos, en menor o mayor grado, puede llegar a ser muy traumático. Más que nada porque el camino que hay que recorrer hasta llegar a lo que se muestra es largo y en muchas ocasiones tortuoso.

   Partiendo de la base de que hay que lograr los recursos necesarios para su producción, hay que pasar también por los distintos baches creativos que se pueden tener para crear un guión sólido. Eso sin contar con todos los problemas que tienen que ver con las localizaciones, los planos, la tecnología y los actores y actrices. En resumen, un rodaje, sea el que sea, poco o nada tiene que ver con el glamour que se ve no solo en la pantalla sino en todas y cada una de las alfombras de los grandes eventos.

La dificultad del guión

   El guión puede ser, y de hecho, así sucede en muchos casos, el talón de Aquiles de muchos productos audiovisuales. Y es que, a pesar de que en un primer momento puede parecer que basta con tener una historia en la cabeza, lo cierto es que esto no es suficiente. Es más, ni siquiera es suficiente con saber darle la forma adecuada. Un guión es algo mucho más que una simple historia que contar. Es un compendio de pequeñas historias, de personajes que están interconectados, de acontecimiento que tienen que estar perfectamente hilados para que los agujeros y las incoherencias no aparezcan.

   Es por ello por lo que encontrar un buen guionista es complicado. En algunas ocasiones incluso un buen guión ha salido de lugares tan dispares como Concursos literarios. Unos lugares en los que, por cierto, no solo se reparten premios literarios sino que se encuentra a más de un diamante en bruto. Y es que los concursos literarios de novela, por ejemplo, a día de hoy es un gran escaparate para todas aquellas personas que de un modo u otro quieren dedicarse a construir historias para el cine o la televisión.

El problema de conseguir financiación

   ¿A cuántas puertas hay que llamar y con cuántas personas hay que hablar para lograr el dinero suficiente para comenzar un rodaje? ¿Cuántos créditos y ayudas del Estado hay que pedir? No solamente hay que hacer frente a los gastos que puedan conllevar los actores y las actrices. Hay que pagar a todo el equipo que hace posible el producto así como todo lo que tiene que ver con la parte técnica. Eso sin contar los permisos que hay que solicitar para realizar algunos planos. Pero es que además si a esto le añades todo lo que tiene que ver con el vestuario, estamos ante una cantidad de dinero bastante importante.

   Es entonces, a partir de ahí, cuando se consigue la financiación que uno espera cuando se puede comenzar a crear un producto de tanta calidad como Los Huesos del Frío de la productora audiovisual Barakha Producciones. Un cortometraje que merece mucho la pena visualizar ya que ahí queda patente el buen saber hacer de todas y cada una de las personas que han intervenido en él.

¿Para qué soporte grabar?

   Esta es una de esas preguntas que puede parecer algo trivial pero que no lo es en absoluto. Más que nada porque no solo se trata de rodar una película o una serie sino de saber en qué soporte se va a visualizar. Esto siempre ha sido uno de los caballos de batalla de los productos ya que nunca se tiene muy claro cómo actuar. Cine mudo, en Súper 8, en cinta de VHS, en DVD, en un soporte HD, en 4K o incluso den 3 dimensiones. Un abanico de posibilidades que requiere su equipo concreto.

   Sin embargo, una vez que se conoce el soporte, hay un aspecto por encima del resto que no se puede pasar por alto y que no es otro que el de la iluminación. Para ello, para tener la mejor iluminación posible la mejor alternativa es acudir a los mejores fabricantes de grupos electrógenos y de generadores eléctricos como los que puedes suministrar http://www.ventageneradores.net/generadores-electricos entre otros tantos. De este modo siempre habrá no solo la luz necesaria para un buen plano y una buena toma sino también de la mejor calidad que cabe esperar.

   A partir de aquí, y una vez ya se han tenido en cuenta todos los aspectos a los que se han hecho referencia, ya queda todo en manos del espectador. Y es que será él, y no otro, el que decida si un producto es digno de tener éxito o no. Ni siquiera la opinión de los críticos tiene un valor real ya que son los espectadores los que acuden a las salas de los cines. Son los espectadores los que adquieren una película en formato físico y son ellos los que piden una nueva temporada de la serie de turno o una nueva entrega de tal o cual saga.

   Además, gracias a la tecnología que hay a día de hoy, los espectadores pueden apreciar mucho mejor el trabajo que se ha realizado. No en vano, una pregunta muy recurrente es saber de cuantas pulgadas debería compra mi TV o qué televisor comprar. Pues bien, en ese caso, si se tienen dudas sobre qué televisor deberías comprar, decir que lo mejor que puedes hacer es comparar varias marcas, varios modelos y varios precios y quedarte con aquel que mejor se ajuste a lo que está buscando y, sobre todo, al tipo de televisión que consumas. No es lo mismo una serie de acción, un romance o una película de ciencia ficción.

Emisor: Promonet SL

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación