COMUNICADO: El impago de facturas, un problema con pocas vías de salida

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

COMUNICADO: El impago de facturas, un problema con pocas vías de salida

El impacto de facturas, un problema con pocas vías de salida
PIXABAY
Actualizado 25/11/2016 17:06:00 CET

Madrid, 25 de noviembre de 2016

El impago de facturas en España está a la orden del día. Tanto los autónomos como las pequeñas y medianas empresas (pymes) se enfrentan a este problema constantemente. Y es que hasta 3 millones de empresas españolas se ven perjudicadas por el impago de sus clientes.

Uno de los principales factores que acrecienta esta situación es el hecho que el plazo medio de pago sea de 107 días. Este dato contrasta con la media europea, donde el límite es de 57 días. Al tener que esperar tanto tiempo el pago de los clientes, hace que las empresas no puedan pagar sus facturas y tengan que quebrar.

La morosidad aún tiene una mayor afectación cuando se trata de pymes, autónomos y personas físicas. Sus clientes suelen proceder del sector público y en este caso el plazo medio de pago puede llegar a ascender hasta los 150 días. Ante esta demora de tiempo, la situación se hace insostenible.

¿Cómo se ha llegado a esta situación?

Aunque el impago siempre ha estado presente en España, la crisis económica que sufrió el país a partir de 2008 fue uno de los principales motivos que aumentó la deuda de las empresas, provocando el cierre masivo de éstas. Se calcula que 500.000 negocios tuvieron que cerrar por tener facturas pendientes de cobro.

Sin embargo, el principal problema es que la morosidad y las deudas son vistas como algo “normal” en nuestro país, donde la propia Administración es la primera que actúa saltándose la ley. Esta situación fue evaluada por la patronal de empresas y medianas empresas (CEPYME) en 2015. En su informe se concluyó que ciertas Comunidades Autónomas pagaban con retrasos de 50 días respecto el plazo legal.

Un plazo legal que se estableció acorde a las reivindicaciones de las pymes. Un máximo de 30 días en el sector público, y 60 días en el privado. No obstante, ninguna de las dos partes lo cumple, sobretodo las empresas que tienen más de 1.000 trabajadores.

Los esfuerzos realizados hasta ahora en mejorar la ley y reducir la morosidad, no tienen ninguna utilidad mientras no haya nadie que vigile y controle aquel que debe dinero. Ante la ausencia de un régimen sancionador, lo único que se consigue es que las deudas no se paguen en el plazo establecido o que, directamente, no se abonen.

Además, muchas empresas han admitido recibir amenazas y presiones para aumentar el plazo de pago, firmando contratos en contra de su voluntad. Si bien se podría denunciar al moroso, la mayoría de autónomos y empresas no lo hacen por miedo a perder al cliente o por los costes legales que implica acudir a la justicia.

¿Hay otras vías para cobrar las facturas?

El principal inconveniente que presenta la legislación española es la carencia de una ley de recobro extrajudicial de deudas que, por lo contrario, sí que existe en Europa. Ante este panorama, muchas empresas tienen vía libre para hacer lo que quieran, puesto que funcionan a base de amenazas e intimidaciones.

Entre las diferentes vías para cobrar las deudas, una de las más conocidas es la figura del cobrador del frac. Esta empresa se encarga de perseguir a los morosos para que paguen sus deudas. Ahora bien, pocas empresas recurren a estos servicios, ya que se duda de los métodos que éstos emplean a la hora de reclamar un pago.

Los seguros de crédito son una opción más amistosa. Un mayor número de empresas elige esta vía. En caso de impago, estos seguros se hacen cargo de un alto porcentaje de la deuda. Al mismo tiempo, se encargan de analizar a los clientes que tenga cada empresa o autónomo y estudian su comportamiento financiero para evitar futuras deudas. El principal hándicap es el precio que se debe asumir, muchas veces inalcanzable para las pymes, autónomos y personas físicas.

Por otra parte, también hay herramientas que permiten monitorizar el perfil moroso de algunas empresas. Se evitarán aquellas empresas que más dinero deben, y se buscarán aquellas que garanticen el pago. Se debe tener en cuenta que raramente encontraremos la empresa perfecta.

Referente a estas últimas herramientas, destaca el servicio de ICIRED, la primera plataforma en hacerlo a través de internet. Una excelente opción para cobrar impagos de una manera rápida y económica. Es tan fácil como rellenar tu reclamación y esperar que el equipo de ICIRED contacte con el deudor para cobrar deuda. Gracias a esta herramienta conocerás a cada uno de tus clientes. Para saber más, consulta aquí.

Emisor: iciredimpagados.com

            

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies