COMUNICADO: La moda sostenible gana adeptos

 

COMUNICADO: La moda sostenible gana adeptos

Vintage Style - blurred luxury clothing store in shopping mall
FREEPIK
Actualizado 05/01/2017 12:32:32 CET

Madrid, 5 de enero de 2017

El mundo de la moda parece gozar de una popularidad absoluta y sin paliativos en España, donde es uno de los sectores más potentes. Con el grupo Inditex a la cabeza, los datos y los expertos en economía señalan a la industria textil como un motor importante de la economía española.

Sin embargo, cada vez son más las voces que creen que la moda, tal y como está planteada en la actualidad, es insostenible. La producción deja una importante huella ecológica por los vertidos tóxicos a mares y ríos o por la gran cantidad de agua que se necesita. Y hay que contar también con lo visible de la desigualdad social en torno a la industria, con una producción externalizada en países del Tercer Mundo en los que las condiciones de la plantilla son cuestionadas constantemente.

En medio de las voces críticas y ante las cada vez más concienciadas mentalidades, surgen iniciativas como Slow Fashion Next, una Plataforma de Moda Sostenible que se ocupa de dar visibilidad a empresas que lo sean, además de promover acciones formativas para los profesionales de hoy, e información para el consumidor responsable.

También se han ido desarrollando publicaciones online que sería la antítesis de los blogs de moda que se hayan a la eterna casa de tendencias. Uno de ellos es Gansos Salvajes, un magazine en el que se pretende conjugar conceptos como el de belleza, autoestima femenina, inteligencia y crecimiento personal, como explican en su web, desde un punto de vista ecológico.

Entre otras cosas, su portal recoge un artículo con consejos para comprar ropa de una forma más consciente y sostenible, algunos de los cuales recogemos.

Apostar por la calidad, aspecto fundamental

Muchas personas de las generaciones más longevas de la actualidad ven con sorpresa como, mientras antes se usaban pocas prendas para vestir y eran necesarios los remiendos y la imaginación para que duraran más, ahora la ropa se desecha tras unos cuantos usos solo por cuestiones de tendencia. Antes no existía la mentalidad consumista de ahora, lo que en parte se debe a que la situación económica de las familias era muy distinta a la actual, en líneas generales. El sistema económico global también era diferente.

La filosofía hoy es tener cuantas más prendas, mejor. Y si hay que comprar mucho, es necesario gastar poco en una compra para poder permitirse otra lo antes posible. Para poder gastar poco hay que invertir en ropa de mala calidad. Los tejidos de buena calidad, en cambio, son usados en prendas de ropa más duraderas, mucha de la cual se enmarca bajo el sello de la ropa ecológica y sostenible.

Lo mismo sucede con el calzado y los complementos. Los zapatos náuticos de toda la vida, de marcas como Pielsa, son más duraderos y más recomendables para los pies. El precio de los náuticos, un producto más caro que los que se venden en tiendas low cost, se amortiza con más facilidad.

Tener en cuenta lo que ya se tiene

Antes de visitar las tiendas, sin embargo, habría que considerar qué se tiene en el armario antes de hacerse con nuevas prendas. Es posible que se pueda seguir dando uso a muchas de ellas, que hacen realmente innecesaria la compra de más, porque éstas incluso se pueden modificar. O, haciendo alusión a los términos de la moda, se puede “customizar”.

Cuando se trata de comprar algo nuevo, debería tratarse de un producto que no se tenga, ni parecido. Enlazando esto con lo anterior, unas gafas de madera Dr. Hansky, por ejemplo, son un producto novedoso y duradero, por lo que cumpliría con los criterios especificados.

Las gafas de sol de madera, de hecho, gozan de cada vez más popularidad, como señalan revistas especializadas que señalan su producción como una oportunidad de inversión. Con cristales polarizados e incluso graduados, los de algunas empresas, como la compañía catalana Woodys, se están expandiendo por el mundo en la actualidad.

Di “no” a la tendencia

Como señala la periodista Mónica de Tomás, redactora del blog Monimoleskine, en la actualidad nos dejamos llevar por el impulso a la hora de comprar ropa con el objetivo de mejorar nuestra imagen y tener éxito en la socialización. Sin embargo, las compras compulsivas no son la solución.

La alternativa para Gansos Salvajes es no dejarse llevar por la tendencia (como la de los pompones), que la temporada que viene ya no se llevará. Es mejor decantarse por algo atemporal, por prendas básicas que sean fácilmente combinables. Darle un toque al look que lo haga diferente es posible combinando los complementos que se tienen, o incluso otros aspectos como el maquillaje o el peinado.

Con las tendencias de belleza pasa lo mismo. La “nail art”, por ejemplo, cada vez trae propuestas más surrealistas, que invitan a retirarlas enseguida y probar con una práctica nueva. Unas uñas de porcelana con una manicura a la francesa, en cambio, es una técnica más neutral (y posiblemente duradera), más combinable. A hacerte la manicura en casa o a cómo quitar las uñas de porcelana es a lo que enseña la web del enlace anterior.

Emisor: Promonet SL

   

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies