AVA-Asaja cifra en más de 700 millones las pérdidas para la agricultura valenciana si la CE prohíbe los fitosanitarios

 

AVA-Asaja cifra en más de 700 millones las pérdidas para la agricultura valenciana si la CE prohíbe los fitosanitarios

AVA-ASAJA
EUROPA PRESS
Publicado 07/03/2017 15:48:18CET

   VALÈNCIA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, ha advertido este martes de que si la Comisión Europea acaba prohibiendo la utilización de 75 sustancias activas para combatir plagas la agricultura valenciana registrará pérdidas por valor de 718,7 millones y peligrarán más de 16.000 empleos.

   Así lo ha indicado Aguado este martes en rueda de prensa, acompañado por el director general de AEPLA, Carlos Palomar, en donde ambos han presentado los resultados del informe Low Yield que advierte del grave impacto que tienen las limitaciones legales que viene imponiendo la UE en el uso de productos fitosanitarios destinados a combatir plagas y enfermedades en la agricultura.

   El documento ha sido elaborado en nuevo Estados miembros de la UE y su análisis se basa en la productividad y los costes medios sobre 5 años --desde el 2009 al 2013-- para calcular la medida de las variaciones anuales. Se centra en 7 cultivos básicos --la patata, cebada, trigo, remolacha, colza, maíz y viña-- y 24 especializados.

   Al respecto, Aguado ha destacado que estos productos son necesarios para combatir las plagas y enfermedades tan peligrosas como la Pyricularia y las malas hierbas en el arroz, mientras que en cítricos esas materias sirven para luchar contra pulgones, arañas minador o mosca del mediterráneo.

   En este sentido, ha advertido de que en la Comunitat su prohibición supondrá la caída del 36% del rendimiento en los cítricos con pérdidas por valor de 700 millones y la destrucción de 15.000 empleos de los 42.600 trabajos que genera este cultivo, así como el abandono de 162.000 hectáreas.

   Respecto al arroz, la entidad agraria alerta de la caída de la producción en un 28%, pérdidas económicas por 7,5 millones y la desaparición de 600 empleos, mientras que en la viña el descenso del rendimiento se prevé en un 13%, las pérdidas económicas por 11,2 millones y se cifra en 800 los empleos que se perderán de los 1.981 que genera, así como el abandono de 8.000 hectáreas de cultivo.

SITUACIÓN "DIFÍCIL"

   Para Aguado, Bruselas "cada vez está más lejos de Valencia a la hora de legislar" ya que ha subrayado que la desaparición de productos para tratar las plagas está haciendo la vida de los agricultores "dificilísima". "En los cítricos quieren que desaparezca el herbicida Glifosato, lo que supondrá hacer mezclas de distintos productos, gastar más dinero y no ser competitivos. Nos van a dejar con el culo al aire e indefensos porque cada vez nos quitan más productos", ha alertado.

   A su juicio, el miedo al uso de estos productos es más "filosofía que realidad" y, en este punto, ha lamentado los riesgos que tiene "experimentar sin medir las consecuencias". "Si queremos volver a la agricultura que hacíamos hace 200 años mucha gente se quedará sin comer y querer volver a sistemas arcaicos que no tienen viabilidad es muy peligroso", ha advertido el presidente de AVA-Asaja.

   Además, ha denunciado que mientras Bruselas prohíbe estas sustancias en la UE, los mercados exteriores continuarán con su utilización y ello provocará pérdida de competitividad. "Lo que aquí prohibimos lo pueden usar fuera. Eso no tiene sentido porque hay un mercado indefinido en el que cada uno trabaja y viene con armas diferentes", ha sostenido.

CAMPAÑA PARA CREAR PSICOSIS

   Para el secretario general de la entidad agraria, Juan Salvador Torres, la mala imagen que tienen los fitosanitarios es consecuencia de "una campaña de los ecologistas para crear psicosis" en la sociedad bajo el pretexto de que están preocupados por el consumidor y el Medio Ambiente.

   Ha remarcado que en 2009 se aprobó una directiva europea mucho más restrictiva que obliga a los agricultores a recibir formación sobre el uso y manipulación de este tipo de sustancias, por lo que "no hay motivos para el miedo" porque ha asegurado que ahora "ningún área es más segura que Europa, ha señalado.

   Por su parte, el director general de AEPLA ha señalado que muchas opiniones sobre estos productos están basadas en "la sospecha y no en la ciencia". Así, ha lamentado que la situación actual del agricultor es que tiene falta de herramientas para producir y hacer frente a las plagas, enfermedades y malas hierbas, su productividad está en riesgo y existe una fuerte competencia con los mercados extranjeros.

   Por ello, ha pedido a las administraciones españolas que "defiendan" la agricultura porque ha reivindicado su importancia y el impulso que el sector da a las exportaciones en España. "Si mantienen una tendencia ascendente es consecuencia del sector agrícola", ha apuntado.

DATOS EN ESPAÑA

   En el caso de España, Márquez ha advertido de que la producción en cebada, trigo, colza y maíz bajaría entre un 10% y un 20%, mientras que el rendimiento en patata remolacha azucarera descendería entre un 30 y un 40%.

   El cultivo más afectado sería el de los cítricos con unas pérdidas de 1.500 millones de euros ya que se reduciría su rendimiento un 36%, mientras que la caída de la producción del arroz sería del 28%

   Además, el estudio indica que esta circunstancia obligaría a importar 4 millones de toneladas de uva de terceros países y que de los 300.000 empleos directos quedan los 24 cultivos especializados, el 60% peligraría. De igual modo, de los 1,2 millones de personas que trabajan en los 7 cultivos básicos, el 30% corren un riesgo medio de desaparecer.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies