El Ayuntamiento reclama a una empresa de José Luis Moreno 500.000€ por "mala gestión" del Teatre El Musical

Fachada del Teatre El Musical de València
TEM
Publicado 24/11/2017 15:59:06CET

VALÈNCIA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de València asegura que la empresa Crystal Forest, propiedad del empresario José Luis Moreno y que gestionó durante un tiempo el Teatre el Musical (TEM) de la ciudad, deberá reponer 500.000 euros como consecuencia de una "mala gestión" al frente de la sala del Cabanyal-Canyamelar.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado este viernes la liquidación definitiva del contrato para la gestión y explotación del TEM con la empresa Crystal Forest. La firma deberá abonar al municipio 325.000 euros en concepto de pagos no justificados, y 175.000 euros más por los desperfectos producidos durante su gestión.

"Se trata de una de las herencias envenenadas que nos dejó el anterior equipo de Gobierno del PP con la empresa Crystal Forest, propiedad de José Luis Moreno", ha manifestado la portavoz municipal Sandra Gómez.

Una vez aprobada la liquidación definitiva del contrato, la sociedad deberá pagar al Ayuntamiento 324.479 euros en concepto de pagos no justificados con relación a dicho contrato, más una indemnización de daños y perjuicios por un importe total de 175.154 euros, "por todo el deterioro producido en el recinto, y todos los desperfectos que hemos tenido que asumir a cargo del Ayuntamiento, como goteras y daños en el escenario", según sus palabras.

Gómez ha asegurado que el Consistorio quiere "cerrar definitivamente este capítulo de la mala gestión y la mala utilización del TEM", y ha reiterado "la apuesta del gobierno municipal por El Musical, una dotación que estamos impulsando como elemento de dinamización social y cultural del barrio del Cabanyal".

"El TEM constituye un gran ejemplo de cómo nosotros queremos apostar por la buena gestión de los espacios, y además una gestión directa y pública, con una cartelera que está siendo un éxito y está funcionando muy bien", ha aseverado.

Gómez ha lamentado el "contrato totalmente fallido que se llevó a cabo, y que fue una tomadura de pelo para el anterior gobierno, que además no hizo nada para corregirlo y hemos sido nosotros los que hemos tenido que tomar cartas en el asunto, exigir las cantidades adeudadas, y cerrar el episodio", ha concluido.