Un bastón avisa a personas con discapacidad visual de obstáculos en altura con tecnología desarrollada en la UMH

Un hombre camina con el bastón 'Egara'
UMH
Actualizado 06/07/2018 14:36:16 CET

ALICANTE, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La empresa Instead Technologies, una 'spin-off' del Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante), ha desarrollado un bastón para personas con discapacidad visual que avisa de la presencia de obstáculos en altura como toldos o ramas de árboles, indetectables con los apoyos habituales.

El bastón 'Egara' está conectado a una pulsera que alerta, por medio de viabraciones, de la presencia de obstáculos como ramas de árboles o toldos y que serían "indetectables" mediante el rastreo habitual, según ha informado la institución en un comunicado.

Para poder financiar el lanzamiento al mercado de una primera remesa de este producto, la compañía ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding en la plataforma Kickstarter. La campaña está abierta hasta el día 12 en 'www.kickstarter.com/projects/instead-technologies/smart-cane-for-blind-people'.

El miembro de la compañía y técnico de la Unidad de Neuroprótesis y Rehabilitación Visual de la UMH, Antonio Alarcón, ha detallado que con la campaña se busca dar a conocer el bastón a nivel mundial y ayudar a personas con discapacidad visual e invidentes.

"Sería muy gratificante despertar el interés de muchas personas y captar el apoyo suficiente para financiar la primera remesa de bastones", ha afirmado y ha precisado que se prevé lanzar las primeras unidades a finales de año.

El bastón 'Egara' nació de la necesidad de uno de los empleados de la empresa, ya que su altura le dificultaba moverse por la ciudad con seguridad. Se trata de un bastón estándar al que la compañía ha modificado el mango para introducir un sistema electrónico.

La tecnología desarrollada por Instead Technologies, en colaboración con la Cátedra Bidons Egara de la UMH, incluye tres sensores de ultrasonidos que crean una barrera frente al usuario que descarta aquellos obstáculos que son detectados a través del rastreo común.

El mango, unido a una pulsera vibratoria, avisa al usuario de obstáculos indetectables mediante el rastreo habitual y que suponen un peligro como ramas de árboles, señales de tráfico, espejos retrovisores, toldos. De esta manera, el usuario puede identificar el obstáculo antes de golpearse con él y decidir por dónde continuar su marcha. El sistema también incluye un mini USB para que el sistema pueda ser cargado mediante la red eléctrica.

Aunque la empresa tiene previsto lanzar al mercado los bastones 'Egara' a finales de año, han cedido algunas unidades de prueba a usuarios de diversas ciudades de España y a varios técnicos de rehabilitación de la ONCE.

"El 'feedback' recibido ha sido muy positivo y nos ha animado a continuar con el desarrollo de 'Egara'. Estamos convencidos que va a marcar un antes y un después entre el colectivo de personas ciegas y discapacitados visuales", ha destacado el director de la compañía y catedrático del Área de Bilogía Celular de la UMH Eduardo Fernández Jover.

Según los promotores de la empresa, por el momento no existe otro producto en el mercado equiparable al bastón 'Egara', ni en cuanto a prestaciones ni en precio. "El objetivo es que nuestro bastón llegue al usuario final al menor coste posible y que sea accesible a cualquier persona", ha continuado el director de la empresa. Por ello, afirma, muchas empresas, tanto nacionales como internacionales, han mostrado un gran interés por el producto.

GLUCOANGEL

Además, la 'spin-off' también desarrolla otras aplicaciones tecnológicas para facilitar el día a día a personas con diferentes patologías. Así nació 'GlucoAngel', un brazalete que permite la comunicación mediante conexión bluetooth entre lectores flash de glucosa y dispositivos móviles.

Su objetivo es facilitar a los pacientes la monitorización continua de sus niveles de glucosa en sangre y detectar cualquier subida o bajada de estos niveles a tiempo.

"Uno de nuestros compañeros nos planteó que al ser padre de un niño diabético no dormía por las noches y que, para evitar problemas con el nivel de glucemias del niño, tanto él como su mujer tenían que levantarse cada dos horas y controlar al niño", ha apuntado Alarcón. Siguiendo sus indicaciones, la empresa desarrolló 'GlucoAngel', que recibe la información de un lector flash de glucosa y la envía a un teléfono móvil, que permite al usuario establecer alarmas y avisos. "De esta forma los padres pueden descansar", ha añadido.

Contador