El "cerebro" de Emarsa, condenado en su primer juicio a dos años de cárcel por fraude a Hacienda y falsedad

 

El "cerebro" de Emarsa, condenado en su primer juicio a dos años de cárcel por fraude a Hacienda y falsedad

El empresario Roca, con la cabeza levantada, en el juicio
EUROPA PRESS
Actualizado 03/04/2017 17:29:45 CET

   VALÈNCIA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

   

 El juzgado de lo Penal número dos de Valencia ha condenado a dos años de prisión al considerado "cerebro" del caso Emarsa, el huido y localizado Jorge Ignacio Roca Samper, y a dos empresarios más, --José Luis Sena y Vicente Ros-- por simular una operación comercial para la exportación de 10.000 taxis a Pakistán, para deducirse unos gastos de asesoramiento y defraudar con ello a la Hacienda Pública. La sentencia impone además para cada uno de los acusados una multa de 300.000 euros.

   Según recoge la sentencia, por esta operación Roca Samper percibió 600.000 euros por unos trabajos de asesoramiento e intermediación que no llegó a realizar. A su vez, los empresarios se dedujeron ese gasto para aminorar su cuota a Hacienda, para lo que se sirvieron de una red formada por varias empresas interpuestas.

   El juez considera a Roca Samper cooperador necesario de un delito contra la Hacienda Pública y autor de un delito continuado de falsedad en documento mercantil. En cuanto a los otros dos empresarios condenados, les considera autores de un delito contra la Hacienda Pública en concurso con un delito de falsedad en documento mercantil. El magistrado absuelve a un cuarto empresario --Enrique Sena-- que también estaba acusado en la causa.

   En cuanto a la responsabilidad civil, los condenados deberán indemnizar a Hacienda con cerca de 198.000 euros más intereses, que corresponden a la cuota defraudada en el ejercicio 2008.

   Los cuatro encausados se enfrentaban a tres años y medio de prisión y al pago de indemnizaciones de hasta 600.000 euros por un delito fiscal y otro de falsedad documental por el fraude de 198.000 euros en 2008 correspondientes al Impuesto de Sociedades. La trama presuntamente consistió en presentar una declaración del impuesto falseada al deducir gastos que no correspondían a conceptos reales para defraudar a la Hacienda Pública eludiendo el pago de la cuota impositiva que correspondía satisfacer.

   La empresa Notec contrató los servicios de Roca para una operación con Pakistán de compra-venta de 10.000 vehículos destinados a taxi. La operación sumaba unos 200 millones de euros, de los que Roca se iba a llevar una comisión de un 1% --dos millones-- por gestionar la carta de crédito. El contrato contemplaba que podía pedir un anticipo del 0,5% --un millón-- para gastos justificados verbalmente.

   Al final, los trabajos no fructificaron y, pese a ello, Roca facturó y cobró de Notec casi 670.000 euros por gestiones que no llegó a justificar. Según considera probado el juez, la autoría corresponde a José Luis Sena, responsable de la operación de taxis en Pakistán, ya que fue quien trató personalmente con Roca, con el que estaba de acuerdo en urdir el plan descubierto, y en Vicente Ros, porque era quien se encargaba de la previsión de gastos, supervisaba contabilidad y pagaba y quien fue consciente desde el inicio del supuesto contrato.

   Por ello, para el magistrado, ha quedado acreditada la autoría del delito contra la hacienda pública en los dos empresarios, con la cooperación necesaria de Roca, y de una falsedad documental, medio para la comisión del otro delito. Para el magistrado, el contrato de Notec con Roca responde a un "plan urdido" para, aprovechando la operación con Pakistán, "simular una prestación de servicios inexistente" por parte del considerado como "cerebro" de la trama con esa mercantil.

REUNIONES Y VIAJES

   Al respecto, apunta a que Roca "pudo estar presente en alguna reunión, desconociéndose en calidad de que, pero quedando de manera palmaria" que no lo hizo "ni como comisionista, ni como agente, mediador en carta de crédito o vínculo contractual real con Notec, y así poder defraudar Notec a la Hacienda Pública".

   Así, considera que aunque Roca dijo que había participado "en cien a 200 reuniones en seis países diferentes, haber realizado 300 informes (al parecer verbales), 28.000 conversaciones telefónicas con Neogen" y 12-13 reuniones con una persona, 30 con otra y "múltiples viajes" con una tercera, todas las gestiones que justificó fueron un viaje a Pakistán, de acuerdo con su pasaporte de cuatro días, otro a Rumanía y solamente cuatro o cinco reuniones con uno y "alguna más con otro".

   La de Penal 2 es la primera condena para Roca en una de las piezas separadas del caso Emarsa. La pieza principal, en la que se investigan las irregularidades en la gestión de la depuradora de Pinedo, comenzará a juzgarse el próximo dos de mayo en la sección primera de la Audiencia de Valencia.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies