El CVC concede su medalla de honor a la Fundació Rolser-Server i Pérez como "símbolo activo" del mecenzago

Medalla CVC
EVA RIPOLL /CVC
Publicado 29/03/2017 17:17:00CET

VALENCIA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Consell Valencià de Cultura (CVC) concede su Medalla de Honor a la Fundació Rolser-Server i Pérez como "símbolo activo" del mecenazgo cultural, científico, deportivo y en el campo de la inclusión social en la Comunitat Valenciana, desde hace ya 30 años.

El acto ha contado con la presencia del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, el presidente del CVC, Santiago Grisolía, el de la Fundación Rolser-Server y Pérez, Joan Server, además de muchos ciudadanos de Pedreguer, empresarios de Marina y miembros del Consejo. El secretario de la institución, Jesús Huguet, ha leído el acta del Pleno en que se acordaba la concesión de la Medalla de Honor.

La Fundación Server y Pérez nació en Pedreguer de la empresa Rolser SA, que fabrica los conocidos carros de la compra de la misma marca y que exporta una buena parte de la producción además del 60 países, entre los cuales lo Japón y China.

El CVC ha querido premiar-los con la Medalla de Honor porque representan, cómo ha dicho Santiago Grisolía en su discurso de bienvenida, empresas como ésta marcan "el futuro del patrocinio y el mecenazgo entre nosotros en la línea de los países más avanzados del mundo. Es trata de una relación de beneficio mutuo entre empresa y sociedad que es del todo compatible con los políticas públicas", ha agregado.

Además, Rolser y su Fundación forman parte de la sociedad en qué nacieron, Pedreguer y la Marina Alta, donde han mantenido la empresa y el respecto de la gente a través de su actividad. Una prueba de esto ha sido la cantidad de vecinos del pueblo que han asistido al Palacio de Forcalló.

Joan Server ha recibido la Medalla de Honor del CVC del manos del presidente de la Generalitat, Ximo Puig y tras firmar en el libro de honor de la institución, ha dedicado el premio a sus pares, los fundadores de la empresa, y a sus hermanos.

Visiblemente emocionado, se ha acordado de muchas personas a las que agradecer la medalla, y ha confesado que la Fundación que premian hoy es de todas las cosas que he hecho en la vida lo que más me satisface y me ha dado felicidad".

Para cerrar el acto, Ximo Puig ha puesto la empresa Rolser y la Fundación como "ejemplo" de solidaridad y ciudadanía, y ha destacado la labor de la Fundación como un "gran revulsivo" de la vida cultural de Pedreguer y de la Marina.

MEDIDAS DE DISCRIMINACIÓN POSITIVA PARA EL MECENAZGO Y LA CULTURA

Realidades como esta, ha ejemplificado, impulsan a la Generalitat en la intención de dotarse de mejores herramientas legales para el mecenazgo. Así se ha comprometido a "intentar avanzar en medidas de discriminación positiva en favor de la cultura y el mecenazgo".

El jefe del Consell ha defendido el mecenazgo y el patrocinio para implicar a la ciudadanía en la defensa "de un bien público y de interés general tan importante como es la cultura" y ha incidido en la necesidad de "estimular la filantropía" a través de una legislación adecuada, con medidas de desgravación fiscal y con campañas de promoción, tal y como lo ha destacado el propio Consell Valencià de Cultura, para acabar con la situación en la que actualmente se encuentra el mecenazgo.

"Los incentivos económicos para ejercerlo están todavía muy alejados de los niveles establecidos en otros países", ha lamentado Puig. En el caso de la Generalitat, la situación económica le hace "difícil poder ejercer con plenitud todas sus competencias" en esta materia, ha admitido, pero se ha comprometido a trabajar para revertir esta situación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies