Echávarri delega funciones de alcalde en Montesinos hasta el 8 de abril y se irá el 9 si no hay acuerdo para sustituirle

Echávarri y Mata en la rueda de prensa
EUROPA PRESS
Actualizado 24/03/2018 10:15:23 CET

El alcalde de Alicante dice que la situación era "inhumana" y Mata (PSPV) se dirige a los exsocios: "Enhorabuena a los premiados, lo han conseguido"

VALÈNCIA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, ha anunciado este viernes que delega sus funciones en la vicealcaldesa y 'número dos' socialista, Eva Montesinos, hasta el domingo 8 de abril, un tiempo para que las fuerzas políticas negocien para sustituirle, y ha dejado firmada su renuncia como alcalde y concejal con efectos a 9 de abril. Pretende así "desbloquear un problema político" y que "comience a correr el reloj de la responsabilidad del resto de fuerzas".

Así lo ha anunciado en una rueda de prensa que ha ofrecido en la sede del PSPV en València junto al vicesecretario general de los socialistas valencianos, Manolo Mata, tras la reunión del Secretariado de la Ejecutiva del partido, ante la que ha expuesto esta salida a la situación en Alicante, que ha sido aplaudida por Blanqueries.

Echávarri está procesado en dos causas judiciales por el presunto fraccionamiento de contratos en la Concejalía de Comercio y por el despido de la cuñada del portavoz del PP en el Ayuntamiento en supuesta represalia precisamente por la denuncia de los 'populares' de la primera causa. Esto ha provocado una crisis en el consistorio, donde los grupos que formaban parte del gobierno --Guanyar y Compromís-- salieron de él ay han estado pidiendo reiteradamente su dimisión.

Echávarri ha comparecido de manera voluntaria ante el Secretariado para presentar personalmente su iniciativa para solucionar lo que considera "un problema político", ya que "las soluciones judiciales vendrán en su momento" y está "totalmente convencido de que darán y quitarán razones" y serán absolutorias. Asimismo, ha destacado que "nadie pone en duda" su honradez y este no es un caso de corrupción.

No obstante, ha reconocido que la situación "ha trascendido a la propia ciudad de Alicante" y siempre ha mantenido que "no iba a ser un obstáculo ni para la ciudad ni para el partido". Ha reconocido que dijo que dejaría el cargo cuando se abriera juicio oral o si se daban los 15 votos necesarios para investir a Montesinos, ha firmado la dimisión.

Preguntado por el motivo de ese cambio, ha explicado: "Es inhumano lo que estoy viviendo desde el punto de vista familiar, está afectando a nivel personal, familiar y de círculo de amigos, es inhumano". Aunque ha remarcado que cada día se levantaba "con la fuerza de la persona que sabe que no ha hecho nada", había que desbloquear la situación y los "disparos diarios" iban hacia él.

A partir de ahora, ha dicho, el objetivo es "que la gente se mueva de su zona de confort y digan si quieren un Alicante de derechas o de izquierdas" porque hasta ahora "el desgaste solamente lo asumía el PSPV".

La solución de delegar funciones en Eva Montesinos busca que hasta el día 8, inclusive, "el resto de fuerzas progresistas de la ciudad" y Cs "comiencen a negociar con una fecha fija" y busquen los 15 votos necesarios para investirla. "Llamo a la responsabilidad de los que fueron socios de gobierno, de Ciudadanos y de los dos no adscritos, para evitar que el PP vuelva a ocupar el gobierno de Alicante".

"Si el 9 de abril a las 9 horas no hay esos 15 votos yo presentaré la dimisión; la dejo firmada con efectos 9 de abril, abrimos un periodo de 15 días de negociación donde empieza a contar el reloj", ha incidido. Si no se llega a ese acuerdo, comenzará a contar el plazo legal para investir a un nuevo alcalde y si llegado el momento no hay acuerdo alguno gobernaría el PP como fuerza más votada.

MATA DESTACA SU "GENEROSIDAD"

El vicesecretario general del PSPV, Manolo Mata, ha subrayado la "generosidad" de Echávarri y ha destacado que "el listón ético de los socialistas está más alto que nadie", refiriéndose a todas las fuerzas políticas, y ha incidido que las causas judiciales de Echávarri no son de corrupción.

"Hay que tener mucho valor, primero para resistir un acoso injusto que implica a las familias, a los amigos, a todo el mundo" y "sobre todo poner Alicante en primer lugar y apostar por una solución", ha dicho, enfatizando que "nada le obligaba a dimitir" porque los estatutos del partido ponen como línea roja la apertura de juicio oral en casos de corrupción.

No obstante, ha admitido que "no es bueno estar constantemente aludiendo a una situación de crisis política con pocos concejales gobernando y con fuerzas políticas que parece que su única voluntad ha sido cargarse al alcalde de Alicante". "Enhorabuena a los premiados, lo han conseguido, el tiempo pondrá a cada uno en su sitio", ha remarcado Mata.

Preguntado sobre a quién se refería, ha indicado que "a mucha gente, incluso a socios de gobierno", que han tenido cierta "prioridad" en "cargarse al alcalde". "Nadie ha aportado la mínima propuesta para poder solventar un tema que creo no tiene ni por asomo la gravedad que tienen otros casos que hay por ahí", ha dicho, para recordar que ante situaciones parecidas, él ha defendido a esas personas pero "en este caso, ha habido una persecución".

EL PSPV "HA HECHO TODO LO QUE TENÍA QUE HACER"

Mata ha precisado que Echávarri propone la fecha del 9 de abril para su dimisión porque los plazos que marcan las leyes para investir nuevo alcalde tras una renuncia "son cortísimos" y hay también entre medias un periodo vacacional.

Así, ha señalado que "las fuerzas que se dicen progresistas" deben tomar la decisión de "si quieren que vuelva la derecha retrógrada o que haya un gobierno progresista en la ciudad". "Tienen ahora la responsabilidad de contribuir a la solución", ha afirmado el dirigente del PSPV, que considera que el partido "ha hecho todo lo que tenía que hacer" y a partir de ahora deben hablar los demás.

"Tenemos hasta el día 9 para q haya una alcaldesa progresista en la ciudad, nuestra propuesta es evidente, es Eva Montesinos, es la fuerza política más votada de la izquierda", ha afirmado, para agregar que el partido "no puede hacer más" y el resto de grupos deben optar por "un Alicante progresista o conservador", y ha hecho un llamamiento específico a Ciudadanos.

EN ALICANTE "NO HAY NEUTRALES"

Por su parte, Echávarri ha incidido en ese llamamiento y ha apuntado que "había un inmovilismo claro" en los grupos y él "era la excusa para atacar al presidente de la Generalitat y al partido", por lo que, "eliminado el problema", deben pronunciarse.

"Somos 14 concejales de PSPV, Compromís y Guanyar, hay dos no adscritos y cinco de Ciudadanos: un no adscrito o Ciudadanos desbloquean que el PP vuelva, esa es la responsabilidad de Ciudadanos. En Alicante no hay neutrales, no somos la Suiza de la Segunda Guerra Mundial, o estás con el PP, que significa la imagen de corrupción, despilfarro y descrédito, porque una abstención supondría estar con ellos, o estás con las fuerzas que están cambiando la ciudad", ha indicado.

LA LEALTAD ERA "UNILATERAL"

Preguntado Echávarri si comparte la opinión de Mata sobre el 'premio' que reciben sus exsocios con la renuncia, ha recordado que el mismo día que saltó a la prensa que iba a ser citado pidieron su dimisión sin dejarle ni siquiera "explicarse" cuando él siendo alcalde defendió a una concejala de Guanyar imputada y condenada por la Audiencia Nacional.

No obstante, ha lamentado: "La lealtad en Alicante era solamente unilateral, nunca tuvimos una lealtad de ida y vuelta".

En todo caso, Echávarri ha dejado claro que no guarda "ningún rencor hacia nadie" y se va "con el orgullo de ser socialista". Al respecto, también se ha mostrado satisfecho con la actitud de su partido: "Si no estuviera satisfecho hubiera venido a darme de baja, los partidos se militan de forma voluntaria".

Sobre Ximo Puig, ha dicho que además de presidente de la Generalitat y secretario general es su "amigo" y está "orgulloso del apoyo personal, privado y público" que ha tenido.