Echávarri sobre su segundo procesamiento: "Estoy hecho polvo, el linchamiento no es normal"

Actualizado 21/03/2018 14:09:35 CET

El alcalde dice que "nadie entiende" su procesamiento por el despido de la cuñada de Barcala, que fue avalado por dos técnicos

   ALICANTE, 21 (EUROPA PRESS)

   El alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, ha asegurado que esperaba el auto por el que se le procesa por prevaricación por el despido de una trabajadora temporal del consistorio, cuñada del portavoz del PP municipal, tras el escrito del fiscal favorable a ese procesamiento. No obstante, ha subrayado que "nadie entiende" que se le procese por una decisión adoptada con el "aval" de dos técnicos de la Concejalía de Recursos Humanos y por el abogado del Ayuntamiento. "Estoy hecho polvo, el linchamiento no es normal", ha reconocido.

   Echávarri, que ha recalcado que es abogado, ha afirmado estar viendo "cosas que no son normales". "Pero ni las personas que más odio han mostrado hacia mí son capaces de poner en duda mi honorabilidad", ha aseverado. "Nadie pone en duda que sea una persona honrada. Y la fuerza de saber que no he hecho absolutamente nada, es la que me ayuda a levantarme y venir a trabajar. Lo más fácil hubiera sido irme", ha alegado.

   Asimismo, ha dicho sentir "mucha rabia". "Aún así confío plenamente en la Justicia", ha proseguido y ha advertido de que la "plenitud de derechos de defensa se verá en un juicio e iremos abocados a defender lo que hay, que es que no hay nada".

   Se trata del segundo procesamiento al que se enfrenta Echávarri, tras el dictado por el supuesto fraccionamiento de contratos en la Concejalía de Comercio.

   Al respecto, Echávarri ha puesto en valor que al concejal del área, Carlos Giménez, haya sido exonerado por ese mismo aval. "Es una cuestión de legalidad penal", ha sostenido el primer edil, quien ha lamentado que esté "en cuestión su validez legal".

   Así, ha afeado el posicionamiento de Fiscalía porque los medios tuvieron conocimiento de su escrito "dos días antes" que el alcalde y su edil y se ha preguntado: "¿En manos de quién estamos los responsables políticos si dos técnicos y un abogado dicen que es correcta, te abren un procedimiento abreviado?".

   Echávarri ha recordado que Fiscalía es un "órgano jerarquizado dependiente del Gobierno" y ha puesto como ejemplo que a la exalcaldesa de Cartagena "después de una instrucción bastante amplia y a quien imputaban seis delitos graves", Fiscalía ha rechazado acusarla. Por contra, "al alcalde de Alicante, de signo contrario, por una decisión avalada por los técnicos y por un abogado, decide acusar".

   "Vamos a ver a quién protege el ministerio fiscal y qué interés público está defendiendo; habrá que empezar a alzar la voz y habrá que alzar la voz de por qué una señora cuñada del PP, que dos técnicos y una abogada dicen que está de forma irregular, sigue trabajando en este ayuntamiento", ha afirmado.

   Con todo, ha rechazado acusar "a nadie". "Solo reflexiono sobre cuál es el criterio del ministerio fiscal y qué interés público defiende". El alcalde ha criticado que "la persona que se enfrenta" a la situación que considera irregular irá "al banquillo" mientras que la cuñada de Barcala seguirá "trabajando". Echávarri ha recordado que tras el despido se la readmitió por decisión del pleno del Ayuntamiento.

   Finalmente, preguntado por si el despido fue motivado por una venganza contra el PP que interpuso la denuncia por el caso Comercio, Echávarri ha puntualizado que "no se habla de motivaciones, sino de legalidad" y ha afirmado hacerse "cruces" porque dos técnicos y una abogada respaldaron el despido al considerar que la trabajadora interina estaba en situación irregular.

NEGOCIACIÓN

   En cuanto a su situación al frente del Consistorio, Gabriel Echávarri ha negado que haya cambios, porque "no hay apertura de juicio oral, todavía. Nada".

   Así, ha considerado que la "prisa" por lograr los 15 votos que permitan investir como alcaldesa a su número dos, Eva Montesinos, es "la misma que el primer día" y ha reiterado que en el AYuntamiento de Alicante no gobernará el PP. "Que se olviden", ha exclamado. "Aquí va a gobernar un gobierno progresista; no podemos permitir que el partido más corrupto, que arruinó esta ciudad, vuelva a meter las manos en el erario público", ha sostenido.

RECURSO

   Preguntado por si piensa recurrir el auto de procesamiento, Gabriel Echávarri ha dicho que lo decidirá su abogado. Sobre el tipo penal que se le atribuye, prevaricación administrativa, Echávarri ha reiterado que adoptó una decisión "legal", ha manifestado.

   "Y debe haber un perjuicio a terceros. ¿Qué perjuicio se generó si se readmitió? ¿qué acto administrativo? Si no existe. Si se retrotrajo al momento anterior", ha subrayado. "Por eso, cuando ves el caso, nadie entiende y nadie comprende que pueda haber una acusación", ha seguido.