El equipo de Ribó se ratifica en prohibir el 'bou embolat' y rechaza una moratoria

Antitaurinos apoyan ante Ayuntamiento de Valencia la prohibición del bou embolat
EUROPA PRESS
Actualizado 30/06/2016 16:42:22 CET

   VALENCIA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia que conforman Compromís, PSPV y València en Comú y que preside Joan Ribó se ha ratificado este jueves en su decisión de prohibir, a partir de este 30 de junio, la celebración de 'bou al carrer' y 'bou en corda' en la ciudad y en sus pedanías por considerar que estos festejos taurinos suponen "maltrato" y "sufrimiento" para los animales.

Asimismo, ha rechazado aprobar una moratoria hasta que finalice 2016 para que estas celebraciones puedan tener lugar sin afectar a los contratos y acuerdos cerrados o apalabrados por las peñas que las llevan a cabo, e iniciar "conversaciones" con la participación de "todos los agentes implicados" para "poder llegar a un consenso" al respecto.

El ejecutivo municipal se ha mantenido en esta postura, adoptada en la Junta de Gobierno Local del pasado 10 de junio, en el pleno ordinario celebrado en el consistorio y a partir de una moción del PP para dejar "sin efecto" y anular la citada prohibición y a favor de "la libertad" para celebrar en la ciudad 'bou embolat' y 'bou en corda'. La moción ha sido rechazada por el equipo de Ribó y ha contado con la abstención de Ciudadanos.

Los 'populares' proponían también como "alternativa" si el pleno no aceptaba su solicitud, aprobar "una moratoria" para la celebración de estos festejos "en todas sus modalidades" durante 2016, teniendo en cuenta que "ya han sido solicitados, programados, contratados e, incluso, comprometidos en gastos". Además, pedía abrir "un periodo de conversaciones con la participación de todos los agentes implicados para poder llegar a un consenso y un punto de encuentro".

El grupo municipal del PP pedía "en consecuencia", abrir "un periodo de conversaciones con la participación de todos los agentes implicados para poder llegar a un consenso y un punto de encuentro sobre la celebración del 'bou embolat', el 'bou en corda' y del 'bou ensogat' en el término municipal de Valencia".

CONCENTRACIÓN

El debate ha estado precedido de una concentración de entidades antitaurinas y a favor de los derechos de los animales en la Plaza del Ayuntamiento. Estos colectivos han desplegado pancartas en las que se podía leer 'La tortura como diversión. La vergüenza de un pueblo' y 'Visca els bous. Prou de correbous!'.

Además, miembros de estas entidades y de representativas otras que agrupan a peñas taurinas, ganaderos y de defensores de los 'bous al carrer' han intervenido en el pleno para expresas sus posturas a favor y en contra de estos festejos. Los primeros han defendido "divertirse sin maltratar a un animal" y han asegurado que ese tipo de celebraciones "no son ni entretenimiento ni tradición" porque "el maltrato ni es cultura ni es nada" y se han mostrado en contra de cualquier "violencia".

Por otro lado, los segundos, han defendido los festejos taurinos y han negado maltrato hacia los animales, además de destacar que se les cuida, que se cumple el reglamento recogido en el Decreto de Bous al Carrer y los mandatos de la comisión consultiva de Bous al Carrer, y de pedir "diálogo" al equipo de gobierno y ser atendidos por el alcalde.

El concejal socialista Ramón Vilar, que se ha definido como "taurino", no ha estado presente en este punto del pleno tras el acuerdo alcanzado por su grupo para tener "libertad" respecto a este asunto y no tener que posicionarse. Ha dicho que la prohibición del 'bou embolat' y del 'bou en corda' del equipo de gobierno "no está en los programas electorales" de los partidos que lo integran ni "en los acuerdos de La Nau", que dieron paso a la conformación del ejecutivo local.

"NO ES DE GESTIÓN"

Vilar ha agregado que éste tema "no es de gestión" como lo pueden ser cuestiones como "asfaltar una calle o cambiar líneas de la EMT" y ha resaltado que responde a una "mera posición cultural", por lo que ha justificado de nuevo su decisión de no pronunciarse en la votación. A su vez, ha destacado que no hubiera hecho falta prohibir el 'bou en corda' en el término municipal de Valencia porque "nunca se ha celebrado en una pedanía" y ha lamento el "desconocimiento" al respecto.

El edil ha considerado que también puede cuestionarse el futuro de las corridas de toros en la Plaza de Toros porque "hay un posicionamiento animalista y abolicionista que quiere acabar con toda manifestación taurina" y porque "si se estresa el toro en el 'bou embolat', se estresará también en la plaza en la lidia ordinaria, con banderillas y picadores".

Durante el debate del pleno la concejala de Bienestar Animal, Glòria Tello, ha reiterado que el 'bou embolat' y el 'bou en corda' suponen "padecimiento emocional y físico" para los animales y ha subrayado la "responsabilidad política" y la "necesidad" de "garantizar el bien común" y los derechos de los animales sin maltrato, con lo que ha rechazado los argumentos de los defensores de estas celebraciones.

Tello ha descartado "escudarse en tradiciones" si éstas "suponen humillación" y "aberraciones" y ha dicho que no pueden "justificar el maltrato", al tiempo que se ha opuesto a "enfrentar a los ciudadanos con asuntos que suponen maltrato". Asimismo, ha aludido a informes, en este sentido, emitidos por el Consell Valencià de Cultura y por la Universitat de València, "ambos contemplados en la Ley de Patrimonio" valenciano, "a favor de la supresión" de las citadas modalidades taurinas.

"PROHIBICIÓN UNILATERAL"

El concejal del PP Félix Crespo, que ha defendido la moción del PP, ha reprochado a Ribó haber "generado" un "problema" sin pacificarlo y no haberse reunido con las peñas a favor de los 'bous al carrer'. Ha rechazado que se hable de "maltratadores" y se ha preguntado cuándo el equipo de gobierno "empezará a hablar del tiro y arrastre, de la colombicultura y de los hamsters en jaulas".

Ciudadanos, por su lado, que ha estimado que la de los 'bous al carrer' es una "prohibición unilateral" del gobierno local y ha criticado que se afecte a tradiciones. Su portavoz, Fernando Giner, que ha criticado que se pretenda "dividir" a los ciudadanos, ha planteado una alternativa en el pleno, que ha sido rechazada por el ejecutivo municipal y ha contado con la abstención del PP, para suprimir la primera parte de la moción del PP, aplicar una moratoria a la prohibición hasta final de año y abrir "un debate serio y sosegado" sobre los 'bous al carrer'.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies